Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El diplomático que deseaba Madrid

Trasladadas de Bruselas a Nueva York, Rafael Spottorno Díaz-Caro consideraba que sus dos hijas, e incluso él mismo, eran culturalmente unos desarraigados y su más ardiente deseo era no volver a ser destinado durante largo tiempo en el extranjero, aunque cada vez que acompañaba a su ministro a Manhattan o a Londres intentaba escaparse un rato de la comitiva para hacer acopio de discos y libros. Su empeño por echar raíces le ha llevado a vivir al lado de la plaza de la Paja, en pleno centro de la capital.Ahora ya no corre el riesgo a ser nombrado embajador. Spottorno accederá en breve al cargo de secretario general de la Casa del Rey con la que mantenía, desde su puesto de director del gabinete del ministro de Asuntos Exteriores, estrechas relaciones para organizar la actividad internacional de don Juan Carlos. Su buen criterio y su mano izquierda suscitaron el aprecio de sus interlocutores por este diplomático de una familia de talante liberal.

A diferencia del futuro jefe de la Casa Real, José Fernando Almansa, el anuncio del nombramiento de Spottorno no ha causado extrañeza entre sus compañeros de carrera. A varios si les ha sorprende, sin embargo, que Spottorno acuda al palacio de la Zarzuela de segundo de Almansa, un hombre más joven que él y con menos galones en la carrera diplomática. Algunos opinan que de haber tenido título nobiliario Spottorno hubiese sido el jefe de Almansa. Ambos entablaron amistad en Bruselas donde entre octubre de 1984 y mayo de 1986 coincidieron en la Representación de España ante la OTAN.

Nacido hace 47 años en Madrid y casado con María Pía Rubio d'Hiver, Spottorno era hasta diciembre el único director general nombrado por el nuevo ministro de Asuntos Exteriores, Javier Solana. Las buenas referencias que le dieron de Spottorno incitaron a Solana a confirmarle en el puesto de tanta confianza, jefe de gabinete, en el que le colocó Francisco Fernández Ordóñez en 1989. Su sustituto como mano derecha del ministro será, probablemente, Miguel Ángel Carriedo, actual embajador ante la Organización de Estados Americanos.

Spottorno estudió Derecho, pasó por la Escuela Diplomática, entró en la carrera en 1969 e inició su periplo en el extranjero con destinos en consulados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de enero de 1993

Más información

  • RAFAEL SPOTTORNO