Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alemania mantiene el precio oficial del dinero, aunque abre esperanzas de rebaja

El Bundesbank (banco central alemán), anunció ayer que la semana que viene rebajará el precio de los préstamos a un día a los bancos comerciales (repos), que pasará de un 8,75% a un 8,60%, aunque mantuvo inalterables los tipos oficiales que fijan el máximo y el mínimo de su intervención en el mercado interbancario (lombardo en 9,50% y descuento en 8,25%).

Esta reducción del precio del dinero a corto plazo es la primera muestra clara de que el Bundesbank está dispuesto a hacerlo en un futuro próximo y, supone una nueva ayuda de emergencia al franco francés, tras el comunicado del martes pasado. Ayer, el primer ministro francés, Pierre Bérégovoy, aseguró que "el Sistema Monetario Europeo y el franco resistirán los asaltos y saldrán airosos de la crisis", e insistió en la resolución de su Gobierno de defender su divisa.

La reducción de los repos, indican los expertos financieros, hace al marco menos atractivo en los mercados y alivia un tanto la presión sobre el franco francés. Algunos economistas, sin embargo, consideran esta tímida señal del Bundesbank a los mercados monetarios podría no ser suficiente para frenar los ataques especulativos en torno a las monedas menos fuertes del Sistema Monetario Europeo (SME) y más concretamente en lo que se refiere al franco francés, que ayer volvió a bajar, aunque solo ligeramente, con respecto al marco.

La primera reunión del año de la presidencia del Bundesbank fue inusualmente larga, lo que ha llevado a algunos observadores a sugerir que se produjo una fuerte pugna entre los halcones, partidarios de una inflexibilidad total, y las palomas. Estos últimos, que parecen estar aún en minoría, llegaron ayer apoyados por el informe del prestigioso Instituto Económico de Berlín (DIW) en el que se acusa directamente al Bundesbank se haber provocado la recesión económica por no haber sabido reducir los tipos a mediados del año pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de enero de 1993