Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP intentará controlar el Senado para boicotear a los socialistas

El Partido Popular (PP) va a dar una relevancia como no lo había hecho nunca a la elección de senadores en los próximos comicios legislativos. Los populares confían en alcanzar acuerdos preelectorales con partidos regionalistas de forma que puedan obtener en la Cámara alta una mayoría suficiente como para boicotear proyectos legales aprobados en el Congreso de los Diputados con los votos del PSOE y de sus posibles socios de legislatura. De esta forma, el PP intentará contrarrestar en el Senado la influencia determinante que previsiblemente mantendrán tras las próximas elecciones el PSOE y los partidos que le apoyan en el Congreso de los Diputados.El PP, además, lograría con ese objetivo debilitar aún más a un hipotético gobierno de coalición resultante de unas elecciones, en las que, según coinciden todos los sondeos, el PSOE perderá la mayoría absoluta de que ha gozado hasta ahora.

Los socialistas cuentan ahora con 128 senadores y el Partido Popular, con 92. Según los cálculos de este último partido, el PSOE puede contar en la próxima legislatura con 110 senadores aproximadamente y el PP, con unos 100. Los resultados, sin embargo, serían mucho más beneficiosos para el partido que preside José María Aznar si se alcanzaran esos acuerdos electorales previos con los regionalistas, según estiman expertos del PP.

De confirmarse esas previsiones, el PP y sus socios actuarían como un muro de contención frente a los acuerdos aprobados por el PSOE y sus aliados en el Congreso. De acuerdo con los normas de funcionamiento parlamentarias, si el Senado rechaza una propuesta del Congreso, el texto debe ser debatido de nuevo en la Cámara baja. Para que la iniciativa quede aprobada sin atender las recomendaciones del Senado, debe conseguir en el Congreso de los Diputados mayoría absoluta.Bipartidismo

El Partido Popular basa su optimismo en el vuelco que se puede producir a su favor en muchas provincias en las que el PSOE consiguió en las pasadas elecciones 3 senadores y el PP, uno. En un buen número de circunscripciones, opinan en el PP, los resultados pueden ser exactamente los contrarios en las próximas elecciones generales.

El PP cree que, en un Senado dividido casi a partes iguales entre socialistas y populares, la situación con la que se encuentren Convérgencia i Unió (CiU) y el Partido Nacionalista Vasco (PNV) -actuales socios del PSOE- será realmente complicada para sus intereses. Ahora, CiU cuenta con 14 senadores y el PNV, con 6.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de enero de 1993