La Ertzaintza arresta a un peluquero de 62 años por la violación de una niña de 11

Manuel D. V., un peluquero apodado El Rápido que todos los fines de semana se trasladaba a la localidad alavesa de Artziniega para cortar el pelo a sus habitantes, fue detenido en la tarde del sábado como presunto violador de una niña de 11 años a la que mantenía desnuda en una lonja del pueblo.

La Ertzaintza (policía autonómica vasca) halló a la niña en el interior del local que usaba el peluquero, desnuda, mientras por el suelo estaban repartidas varias revistas pornográficas. El Rápido fue detenido gracias a las pesquisas de una concejala del pueblo, quien avisó a la Ertzaintza al comprobar que el anciano se encerraba con la niña dentro de la lonja."Corrían rumores de que podría estar pasando algo en la lonja de ese señor", declaró ayer la concejala de Artziniega María Ángeles Ureta, "y decidí comprobar que era cierto que la niña entraba con él".

A las 17.45 del sábado, Manuel D. V. hizo señas a la niña cuando se encontraba en los alrededores, y María Ángeles Ureta comprobó que entraban a la lonja que el peluquero tiene cerca del frontón de Artziniega, localidad alavesa situada en las proximidades de Llodio, de 1.227 habitantes. "Entonces llamé a la Ertzaintza, por si acaso" agregó la edil.

Revistas pornográficas

Los ertzainas llegaron poco después de las 18.00 y llamaron a la puerta del local. El tiempo que trascurrió sin respuesta se hizo tan largo que un vecino que estaba al corriente de las sospechas increpó a los agentes que si no tiraban la puerta, él mismo la echaba abajo. Finalmente, el peluquero abrió.La nota distribuida ayer por la policía vasca indica textualmente que los agentes sorprendieron "en una habitación anexa al local comercial a la menor desnuda, junto a una manta que cubría el suelo y al lado de la cual había desperdigadas varias revistas pornográficas". La nota subraya que la menor manifestó a la Ertzaintza "que la violación había sido consumada".

Al parecer, la niña venía sufriendo esta situación desde hacía un año. Sin embargo, las principales sospechas aparecieron el día de Nochevieja. Unas amigas de la pequeña notaron que ésta tenía una cantidad de dinero poco normal, y respondió a sus preguntas que se lo había dado un hombre. Las niñas lo comentaron a sus respectivos padres y éstos, a la concejala María Ángeles Ureta, quien el primer sábado en que el peluquero volvió a la localidad decidió comprobar la veracidad de los rumores.

Según testigos presenciales, la niña declaró que el anciano le amenazaba con pegarla si decía algo y que la tenía asustada. Poco después de las 18.10 del sábado, la pequeña abandonó la lonja llorando y fue trasladada en un coche policial, junto a su madre, al ambulatorio de Amurrio, y finalmente al Hospital de Cruces, en la localidad vizcaína de Barakaldo, donde se le realizó un reconocimiento completo.

La Ertzaintza detuvo al presunto violador y procedió al precinto de la lonja, tras comunicar los hechos al Juzgado de Instrucción número 1 de Amurrio, localidad en la que está domiciliado el peluquero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 03 de enero de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

Curso de inglés online

Lo más visto en...

Top 50