Los políticos reclaman un esfuerzo colectivo en 1993 contra la crisis

La crisis que, según todas las previsiones, azotará la economía y la política durante 1993 fue el catalizador que utilizaron ayer diversos líderes políticos para reclamar un esfuerzo colectivo y combatir el pesimismo que predomina en la sociedad española. El vicepresidente del Gobierno, Narcís Serra, pidió ayer en Santiago de Compostela, en nombre del Rey, un esfuerzo colectivo que permita superar la crisis, de cuya resolución "dependen nuestras posibilidades de futuro".

Más información
Serra pide "comportamientos austeros y diálogo social" para superar la crisis

En su mensaje de fin de año, el lehendakari José Antonio Ardanza afirmó que "la paz está al alcance de la mano", mientras que el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, hizo un llamamiento para que el ambiente de crisis no genere "un pesimismo Serra, en la tradicional ofrenda al apóstol Santiago, manifestó que la tarea colectiva ha de afrontarse con una "ética de la responsabilidad" basada en tres principios: "leyes justas, comportamientos austeros y diálogo social", En su discurso, Serra destacó los "éxitos" de 1992, un ano que definió como "el de la presentación al mundo de una nueva España, orgullosa de su pasado y confiada en su porvenir". Sin embargo, el vicepresidente admitió que 1993 se inicia en medio de "una crisis que no podemos ignorar".

También Ardanza planteó la necesidad de actuar con tesón para sobrepasar una crisis económica que bajo ningún concepto, dijo, puede sumir a los vascos en la desesperanza. Por su parte, Pujol recordó que si antes no era bueno el optimismo excesivo, "casi petulante", peor sería caer ahora en un pesimismo excesivo.

El PP aprovechó la despedida del año para reivindicar una mayor reducción en los gastos electorales que la propuesta por el PSOE. Nicolás Sartorius, de Izquierda Unida, aseguró que hay que "combatir con fuerza" la idea de que la solución a los problemas de corrupción puede venir de la "honradez de la derecha", ya que, dijo, "tenemos la derecha más corrupta y más ineficaz de Europa".

Página 15

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS