Francia pide solidaridad a España a cambio de apoyar los fondos de cohesión

El ministro francés de Comercio Exterior, Bruno Durleux, reiteró ayer en Madrid que cuenta con el apoyo de Bélgica, Italia, España y Alemania para "intentar evitar" que los ministros comunitarios voten el lunes en Bruselas el acuerdo agrícola firmado con Washington. Con este objetivo Durieux se entrevistó con Claudio Aranzadi y le recordó que Francia "siempre ha sido solidaria con los fondos de cohesión" y ahora "sólo pide esa misma solidaridad" con el GATT.El primer ministro francés Pierre Bérévogoy, ya había vinculado el apoyo francés a los fondos de cohesión comunitarios a la comprensión que los países del sur muestren para soluciona el conflicto agrícola que enfrenta a Francia con Estados Unidos y con la Comisión Europea. Esa velada amenaza de norespaldar los fondos de cohesión fue ayer explicitada en Madrid por Durieux al ministro de Industria es pañol, y la conclusión que sacó el ministro francés es que "los españoles desean -tanto como lo

franceses- evitar una crisis".

Tal conflicto se solucionaría según Durieux, si los ministros de Exteriores y de Agricultura comunitarios no votan el lunes a favor del acuerdo alcanzado el 20 de noviembre en Washington y que se plasmó ayer por escrito en la capital belga. Durieux afirmó que "Francia no se siente aislada" y mencionó a cuatro países que, según él, han defendido que debe evitarse, a toda costa, el veto francés y, por tanto, han expresado su apoyo a las críticas galas. Según el ministro francés, el canciller alemán, Helmut Kohl; el presidente español, Felipe Gonz'ález; el primer ministro italiano, Guliano Amato, y el Gobierno belga han expresado esta preocupación.

Una posible solución que se avanzó ayer en Bonn, durante la cumbre entre Kohl y Mitterrand, sería posponer la decisión y ligar cualquier acuerdo agrícola a un avance global, en todos los temas que componen la agenda de la Ronda Uruguay del GATT.

Ésta es la vía de solución que insinuó ayer Durieux en conferencia de prensa tras su reunión con Aranzadi. Según el ministro galo, "los Gobiernos francés. y español sienten que la Ronda Uruguay se haya bloqueado al hablar prácticamente sólo de los aspectos agrícolas".

La Ronda se paralizó en diciembre de 1990 por e 1 desacuerdo entre EE UU y la CE en este aspecto, aunque los técnicos de los 108 países miembros de la institución han continuado los trabajos en Ginebra con el fin de retomar las negociaciones globales una vez salvado ese escollo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0003, 03 de diciembre de 1992.

Lo más visto en...

Top 50