Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos cuatro neonazis por 'pintadas' favorables al asesinato de la dominicana

Ha vuelto en ataúd de zinc, mes y medio después de pagar 40.000 pesos (unas 450.000 pesetas) por su viaje a España. El cadáver de Lucrecia Pérez Matos, asesinada el -pasado viernes en Aravaca, Madrid, embarcó ayer en el vuelo 661 de Iberia rumbo a Santo Domingo. Su hermano Luis y su esposa, que serán legalizados como inmigrantes por motivos humanitarios, acompañaron el cuerpo. Mientras tanto, cuatro jóvenes neonazis fueron detenidos en Alcalá de Henares (Madrid) por hacer pintadas favorables al asesinato de la dominicana, tales como Lucrecia, jódete.

MÁS INFORMACIÓN

La Policía Municipal de Alcalá de Henares detuvo en la madrugada de ayer a los cuatro presuntos neonazis cuando efectuaban pintadas de Lucrecia, jódete, en referencia a la dominicana asesinada en Aravaca. José Ignacio R. V., Florentino Juan 0. T, Félix G. A. y Pedro P. R. reconocieron su pertenencia a Lobos Negros, una rama de Bases Autónomas. En las pintadas hechas en el muro de la residencia de las Adoratrices se lee: Sí, Lucrecia ajusticiada por los españoles por ser traficante y maleante.

En Alcalá, el Kolectivo de Liberación Alcalaína Kola ha pegado carteles en los que se invita a "matar nazis".

Luis Pérez Matos, su esposa, Altagracia, y su sobrina Lidersa emprendieron vuelo a Santo Domingo a las 10.30 de ayer. Al aeropuerto de Barajas acudieron para despedir el cadáver de Lucrecia, junto con el director general de Migraciones, Raimundo Aragón; la concejala de madrileña Patrocinio de las Heras y el abogado Jaime Sanz de Bremond, personado como acusación particular en la causa. Este dijo que "los indicios descartan inicialmente las hipótesis de ajuste de cuentas. Todo apunta a un crimen racista cometido por elementos de ultraderecha".

María Méndez, tía de Lucrecia, también fue a la despedida. Aseguró que tanto ella como la fallecida habían pagado 40.000 pesos dominicanos (unas 456.000 pesetas) por el viaje a España. Se lo gestionó en el país caribeño "una persona conocida" cuyo nombre no recuerda.

La dirección de Migraciones ha corrido con los gastos de repatriación del cadáver -600.000 pesetas- e Iberia ha sufragado los billetes de los familiares. "Los españoles se han portado muy bien con nosotros. Nos sentimos agradecidos", manifestaron Luis Pérez y su esposa antes de emprender viaje.

El embajador dominicano, que se entrevistó ayer con el vicepresidente del Gobierno, Narcís Serra, aseguró que se han recibido ofrecimientos para pagar la educación de la hija de Lucrecia -Kenia, de 6 años- y que se baraja la posibilidad de que estudie en España.

Por su parte, el director general de Migraciones, Raimundo aragón, aseguró que se va a regularizar la situación del hermano y la cuñada de Lucrecia "por razones humanitarias".

Tras el asesinato, el matrimonio ha conseguido un precontrato de trabajo en la casa donde ya prestaban sus servicios.

Investigación

Segismundo Crespo, delegado del Gobierno en Madrid, insistió en que se trabaja sobre la hipótesis de que los autores del crimen sean ultras, "sin excluir tampoco ninguna otra línea de investigación en otra dirección". Crespo añadió: "Espero que dentro de no mucho tiempo se pueda producir esa detención".

Parlamentarios del Congreso, el presidente de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina; el alcalde, José María Álvarez del Manzano, junto con representantes de sus instituciones, guardaron en la mañana de ayer un minuto de silencio contra la xenofobia y el racismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de noviembre de 1992

Más información

  • Repatriado el cadáver de Lucrecia Pérez