CRIMEN RACISTA EN MADRID

Los asesinos de una inmigrante en Aravaca dispararon munición de uso militar y policial

La muerte de una inmigrante dominicana a manos de cuatro pistoleros enmascarados y con atuendos paramilitares movilizó ayer a las autoridades, que se han comprometido con el embajador de la república caribeña, Rafael Gautreau, a buscar un local de reunión y refugio a los dominicanos. La Guardia Civil y la policía trabajan en la aclaración del atentado xenófobo que costó la vida a Lucrecia Pérez Martos, de 33 años, y causó heridas graves a Porfirio Elías Pimentel, de 36. Una bala y varios casquillos de uso militar y policial son las pistas para las investigaciones, centradas en grupos de extrema derecha y neonazis.

Más información
Cuatro balas para cuatro rosas
"No es delito ser pobre"

Los asesinos dispararon contra los dominicanos en posición reglamentaria de disparo -sosteniendo el arma con ambas manos y con las piernas bien afianzadas en el suelo-, lo que, según fuentes de Interior, demuestra que eran individuos entrenados.La investigación ha sido encargada conjuntamente a la Comisaría General de Información de la policía (encargada de la lucha antiterrorista), el Servicio de Información de la Guardia Civil y la Policía Judicial de la Guardia Civil. El ministro del Interior, José Luis Corcuera, ha ordenado que la detención de los asesinos sea objetivo prioritario de estos departamentos.

La investigación se centra en varios casquillos fabricados hace unos cuatro años y una bala que quedó empotrada en una de las paredes de Four Roses, la discoteca abandonada usada como refugio por los inmigrantes. El calibre es nueve largo Parabellum, fabricado en España por Santa Bárbara. Esta munición es de uso militar, aunque también se suministra a la policía y puede encontrarse en el mercado negro.

El herido permanecía ayer ingresado en la clínica Puerta de Hierro y manifestó a quienes le visitaron que nunca más piensa volver a Aravaca.

Cuatro organizaciones de dominicanos en España denunciaron que sus compañeros de la discoteca Four Roses -situada junto a la carretera de La Coruña en Aravaca, un barrio residencial del distrito de Moncloa- habían recibido amenazas, y en una discusión con vecinos alguien les dijo: "De aquí vais a salir muertos".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El ministro de Exteriores, Javier Solana, consideró 1amentable que surjan actuaciones que tengan que ver con brotes de racismo". El presidente de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina, hizo un llamamiento a los ciudadanos y las administraciones "para que pon gan coto a esto, que puede acabar en tragedia".

El coordinador general de Izquierda Unida (IU), Julio Anguita, pidió que se corten "a hierro y fuego" los brotes de fascismo, calificó de "jauría de perros sanguinarios" a los asesinos y pidió para ellos justicia implacable. La coordinadora de IU en Madrid, Susana López, responsabilizó al Ayuntamiento, con mayoría del PP, y a la Comunidad de Madrid, gobernada por el PSOE, por no facilitar locales (le reunión a los dominicanos.

La Comisión Nacional para el V Centenario mostró su repulsa hacia el crimen e instó a las autoridades a su rápido esclarecimiento y a la aplicación de un "castigo ejemplar". "En un año en el que especialmente es imprescindible la concordia y la fe en el futuro de la comunidad iberoamericana", afirma, "hechos como éste nos llenan de dolor y pesar".

El delegado del Gobierno en Madrid, Segismundo Crespo, se ha comprometido, según informó el embajador dominicano, a prestar protección policial a los inmigrantes alojados en las ruinas de la discoteca Four Roses donde se produjo el tiroteo. Ni las fuerzas de seguridad ni la embajada tienen duda sobre el carácter xenófobo del ataque sufrido por la treintena de dominicanos que pernoctaban en la discoteca. "Parece claro que no buscaban una víctima determinada, dispararon a cualquiera", señaló el embajador.

Por su parte, Segismundo Crespo declaró: "No hay que excluir la actuación de un grupo de pistoleros de algún grupo neonazi xenófobo". Crespo relacionó esta sospecha con "los acontecimientos que se han venido produciendo en las últimas semanas" en la zona, en referencia a los roces entre inmigrantes y vecinos de Aravaca, y la campaña xenófoba de carteles, pintadas y panfletos de grupos de extrema derecha y neonazis.

Crespo se comprometió ante Gautreau a financiar un local que sirva de centro de reunión para la colonia dominicana. El centro deberá disponer de una zona de dormitorios para los inmigrantes recién llegados o que no puedan costearse otro alojamiento. La elección del local se realizará conjuntamente por la delegación y la embajada.

Las organizaciones de dominicanos en España han hecho un llamamiento a llenar de flores hoy la plaza de la Corona Boreal, donde comenzaron las fricciones con algunos vecinos, en señal de protesta y duelo por el asesinato de Lucrecia Pérez Martos. El PSOE de Pozuelo de Alarcón, municipio vecino de Aravaca, organizará el próximo fin de semana una manifestación de protesta.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS