Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Afectados de la colza exigen en la Audiencia Nacional que se acelere su indemnización

Varios centenares de afectados de¡ síndrome tóxico se concentraron ayer ante la sede de la Audiencia Nacional para reclamar al juez Carlos Bueren, que instruye el sumario de los altos cargos, que concluya su investigación lo antes posible y fije fecha para el juicio.

Los enfermos de la colza dependen de una pronta resolución judicial como única posibilidad para acceder a alguna indemnización, toda vez que el Gobierno ha decidido no pagar a los afectados a menos que haya una sentencia condenatoria firme que declare la responsabilidad subsidiaria del Estado. En el sumario que lleva Bueren, titular del juzgado de Instrucción número 1 de la Audiencia, están inculpados 10 ex altos cargos del Gobierno de UCD por su responsabilidad en el envenenamiento de miles de personas en 1981. Las indemnizaciones decididas por el Supremo superan el medio billón.Las asociaciones de afectados pidieron al juez una entrevista urgente cinco días después de conocer la negativa gubernamental. Bueren les respondió que no podía recibirles al hallarse el sumario en fase de instrucción, según los afectados, que decidieron entonces la protesta de ayer.

Tras casi dos horas de pareados reivindicativos ("La colza mata; el Gobierno remata", entre otros) los concentrados obtuvieron un compromiso de Bueren, expresado a través del gabinete de prensa de la Audiencia Nacional, de recibir a sus representantes y letrados el próximo Jueves. De no haber logrado tal compromiso, los concentrados estaban dispuestos a montar junto a la Audiencia un campamento similar al que mantuvieron 12 días de octubre en las inmediaciones de la sede del PSOE.

Juan Antonio Sánchez, portavoz de las asociaciones de enfermos, mostró el temor de éstas porque "intereses ajenos a los magistrados pongan obstáculos" en la tramitación judicial. Los afectados tienen en mente nuevas acciones de protesta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de noviembre de 1992