El Lotus apuesta por el fichaje del italiano Chiappucci

El empeño del Lotus español en fichar al ciclista italiano Claudio Chiappucci, segundo en el Giro y en el Tour tras el español Miguel Induráin, ha encontrado un muro de piedra en la negativa de su actual equipo, el Carrera, a concederle la libertad. Según informaba ayer el diario Ya, Chiappucci rompería con su actual equipo, el Carrera, por 240 millones de pesetas en un contrato de dos años. El presupuesto del conjunto español alcanzaría los 640 millones de pesetas.

El fichaje de Claudio Chiappucci, unido al de Erik Breukink por el ONCE, haría que cuatro de los mejores ciclistas del mundo -Induráin, Chiappucci, Rominger y Breukink- corrieran el próximo año en equipos españoles. Chiappucci tiene un vínculo contractual y otro sentimental con el Carrera. Romper el contrato no depende de él y, según fuentes italianas, su actual equipo no está dispuesto a concederle la libertad.Comparado con lo que cobran las figuras españolas, Chiappucci está malpagado. Los 75 millones de pesetas que percibe en una temporada -unos 10 millones en sueldo fijo y el resto en bonos por victorias y primas por critériums- es lo mismo que, por ejemplo, recibe Federico Etxabe en el Clas.

El Carrera, el pasado año con un presupuesto de 400 millones de pesetas, ha decidido, además, reforzarse para la próxima temporada. Ha fichado al danés Sorensen, de 27 años, y al suizo Zberg, de 22. Mantiene al irlandés Roche y Chiappucci es fundamental para aglutinarlos.

Miguel Rodríguez, propietario de Lotus y Festina -dos empresas dedicadas a la importación y comercialización de relojes- ha anunciado que hoy, en Italia, conseguirá el consentimiento del ciclista y de su equipo. Chiappucci disputa hoy una carrera contrarreloj en Baden-Baden (Alemania) y ha sido imposible conocer su postura.

"De dónde sacarán el dinero", se pregunta un director español. El Lotus pretende inscribirse en Andorra para ahorrarse gastos en impuestos y en la seguridad social de los corredores.

En el terreno deportivo, ha tirado la casa por la ventana. Cinco millones de pesetas le separan del fichaje del mexicano Raúl Al calá. También está empeñado en Melchor Mauri. "Queremos, antes que buenos ciclistas, corredores que sean rentables publicitariamente", afirma el director, Miguel Moreno. En el talego ya tiene una multinacional: El holandés Jean Paul Van Poppel, el mejor sprinter del mundo, su compatriota Steven Rooks; el portugués Acacio da Silva; el irlandés Sean Kelly y el suizo Thomas Wegmüller. Ha conseguido a dos de los mejores jóvenes franceses, Pascal Lino y Richard Virenque. Un equipo con tantos nombres necesita un gran líder. El más comercial es Chiappucci.

Sobre la firma

Carlos Arribas

Periodista de EL PAÍS desde 1990. Cubre regularmente los Juegos Olímpicos, las principales competiciones de ciclismo y atletismo y las noticias de dopaje.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS