Julio Anguita rectifica, Nicolas Sartorius continúa como portavoz de IU en el Congreso

El grupo parlamentario de Izquierda Unida (IU) acordó ayer por unanimidad pedir a las direcciones de IU e Iniciativa per Catalunya (IC), las dos fuerzas que componen el grupo, que concilien sus posturas divergentes ante el Tratado de Maastricht, porque "la síntesis es posible". El acuerdo es un éxito para IC, que evita una mera devolución del tratado al Gobierno, y ha sido posible al rectificar Julio Anguita su actitud de oposición intransigente al tratado. Esta salida permite la permanencia de Nicolás Sartorius como portavoz en el Congreso. El grupo parlamentario se comprometió a tramitar "lo acordado" por el comité de enlace de IU-IC, lo que restringe el compromiso a la existencia de un acuerdo.

Tras cuatro horas de reunión, los parlamentarios acordaron trasladar sus reflexiones a las direcciones de ambas formaciones porque creían posible una síntesis entre las respectivas propuestas de esas dos fuerzas políticas. La presidencia de IU aprobó el lunes tramitar una enmienda de devolución al Gobierno del Tratado de Maastricht, mientras que el pasado viernes la comisión política de IC había acordado presentar enmiendas parciales al tratado, desde su sí crítico a los acuerdos.Con independencia del difícil encaje que pueda tener en el Reglamento del Congreso la síntesis de ambas propuestas, ésta podría consistir en una serie de reformas al tratado que recojan las propuestas de IU para superar el déficit democrático, incrementar la cohesión social y económica y reforzar la ciudadanía europea.

Asimismo, incluiría -según la propuesta de IC- el reconocimiento de la soberanía política para establecer directivas y control sobre el funcionamiento del futuro banco central europeo. A estas reformas se sumaría, por un procedimiento pendiente de concretar, la petición al Gobierno de que la nueva redacción del tratado -en el hipotético caso de que lo aprobara el Congreso -fuera sometida a referéndum.

El coordinador general de IU, Julio Anguita, y Nicolás Sartorius se esforzaron ayer en aparentar que nadie había sido derrotado. Pero el acuerdo unánime es un éxito para IC, encabezada por Rafael Ribó y representada en Madrid por Rafael Espasa, ya que el sector mayoritario de IU pretendía consumar ayer mismo la solicitud de devolución al Gobierno del Tratado de Maastricht.

El acuerdo, que en rigor es una salida del conflicto más que una solución, evita por el momento la dimisión de Sartorius como portavoz. Éste indicó, tras leer en una conferencia de prensa la resolución, que no tiene inconveniente en firmar una enmienda de mejora al tratado, aunque técnicamente sea tramitada como una devolución del tratado al Gobierno. Los acuerdos internacionales, en cuanto son mínimamente modificados por el Parlamento, son remitidos al Ejecutivo para su renegociación.

Sartorius, que de este modo mantiene el pulso con Anguita, resaltó que el grupo parlamentario no discutió la aceptación o el rechazo final a los acuerdos de Maastricht. El pronunciamiento político al respecto lo realizará el próximo día 27 el Consejo Federal de IU, si bien Sartorius reiteró que él votará en conciencia en el Congreso y, por tanto, a favor del tratado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por el contrario, Anguita advirtió que IU no ha acordado en ningún momento dejar libertad de voto a sus diputados en este asunto, y aseguró que él tiene claro "qué botón apretar". Pero se negó a identificarlo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS