Reportaje:

Renfe adjudica un servicio a una empresa vinculada a Naseiro sin exigir los requisitos

Puntualidad Exprés, SL, cuya accionista mayoritaria es la esposa de Rosendo Naseiro, ex tesorero del PP y recientemente absuelto en el caso que lleva su nombre por un presunto delito de cohecho, tiene firmados varios contratos con Renfe a pesar de que no reúne algunos requisitos que la empresa ferroviaria exigía en el pliego de condiciones. Dicha sociedad tiene adjudicados el reparto de paquetes y mercancías enviados por Renfe con destino o salida en Alicante y su entorno, Elche y sur de la provincia, Alicante-Murcia y Gandía-Requena, en Valencia.

Puntualidad Exprés se constituyó como empresa tan sólo 11 días antes de que se cerrara el plazo de presentación de ofertas pujar por el contrato de Alicante y Murcia en octubre de 1991. Por iguales servicios la sociedad de la esposa de Naseiro percibe hasta cuatro veces más de dinero que la anterior empresa adjudicataria en la capital alicantina.En las condiciones de los contratos, Renfe exige como requisito la certificación de hallarse inscrito como empresa autorizada para realizar transportes por carretera, pero Puntualidad Exprés, SL, no está registrada ni lo ha estado nunca en el ordenador central del Ministerio de Obras Públicas y Transportes. Tampoco ha iniciado ninguna tramitación en la consejería correspondiente de la Generalitat valenciana para su inscripción. A pesar de estas deficiencias, la firma consiguió su primer contrato, en noviembre de 1991, para el reparto en Alicante y las localidades del entorno en un radio de 30 kilómetros y la línea entre las capitales alicantina y murciana.

Dos meses más tarde, en enero de este año, sin haber solicitado la inscripción en Transportes como exigía Renfe, firmó con esta empresa pública un nuevo acuerdo para hacerse cargo de la . paquetería en Elche y las ciudades del sur de la provincia de Alicante. Con posterioridad Renfe le adjudicó la línea de reparto de mercancías entre GAndía y Requena, en Valencia.

En el primer contrato firmado, además, Puntualidad Exprés no reunía el segundo requisito solicitado: estar al día en sus, obligaciones empresariales, patronales y fiscales. Luis Fecet, jefe de la Inspección de Trabajo de Alicante, reconoció que en diciembre de 1991, a instancias del sindicato UGT, se le abrió un expediente ya que no se había regularizado la situación laboral de los trabajadores. Asimismo se le impuso una sanción económica a la empresa de la esposa de Naseiro, ya que sus cinco empleados habían estado al menos dos meses. trabajando sin estar dados de alta en la Seguridad Social.

Agustín Miñarro, de la Federación de Transportes de UGT, explicó a este diario que hace unos tres meses Puntualidad Exprés intentó convencería sus asalariados para que se convirtieran en autónomos, pero se negaron.

Condiciones económicas

Según las bases de los contratos, las empresas que concursaran tenían que hacer una oferta económica fijando, precios para la recogida y la entrega, según la zona y según el peso de las mercancías. Este diario no ha podido saber las condiciones ofertadas por Puntualidad Exprés, pero sí ha tenido acceso a lo que Renfe le abona por estos servicios. En marzo de 1992, la empresa recibió por cada expedición de paquetería 425 pesetas y por cada kilo transportado 5,35 pesetas.

Sólo cinco meses antes a la empresa Lodifer, la anterior adjudicataria en Alicante, por igual concepto se le pagaba por expedición 172 pesetas y por kilo 1,105 pesetas.

El domicilio social de la empresa se halla en Camino Cruz de Piedra, 17, domicilio particular de Naseiro en Alicante. Constituida con un capital. social de 500.000 pesetas, los accionistas son Olga-Ramona Rodríguez, Lorenzo, esposa de Naseiro, con 48 acciones y José Mira Zaragoza, con dos acciones.

El 22 de octubre un notario presentó en el Registro los Estatutos Sociales, uno de los requisitos de las bases del contrato. Tres días después, el 25, era la fecha tope de presentación de ofertas para la adjudicación del servicio del reparto en Alicante. En noviembre la empresa ya repartía los paquetes de Renfe. El contrato tiene duración de un año. José Mira Zaragoza, uno de los accionistas, se negó a realizar ninguna declaración a este diario sobre estas presuntas irregularidades. "Porque no tengo tiempo", comentó.

Francisco Gómez Bravo, del servicio jurídico de contratación de Renfe, señaló ayer que cuatro empresas presentaron sus ofertas para conseguir la conducción de Alicante y dijo que la de Puntualidad Exprés fue la más económica. Gómez Bravo aseguró que esta sociedad presentó un aval (20% del total de facturación, unos tres millones de pesetas) pero reconoció que no reunía los requisitos. "Firmamos el contrato con ellos a la espera de que nos presentaran la documentación requerida. Hasta que nos la, entreguen [la documentación] para nosostros el contrato es provisional", explicó Gómez Bravo. El portavoz de Renfe afirmó que desconocía la visita de la inspección de trabajo a la empresa y dijo no saber si el departamento correspondiente le ha solicitado en estos nueve meses a Puntualidad Exprés las certificaciones de los requisitos fijados en las bases. Gómez Bravo dijo que en Renfe, incluso, se realizan acuerdos verbales sin contrato para los repartos de paquetería.

Este diario intentó hablar con Olga Ramona Rodríguez, accionista mayoritaria de Puntualidad Exprés, sin conseguirlo, ya que el domicilio social de la empresa se encontraba cerrado y nadie respondía al teléfono.

Por su parte, Renfe señaló, con respecto a las cantidades que se abonan a Puntualidad Exprés, que se optó por actualizar los precios ya que estababan desfasados. Sin embargo la anterior adjudicataria, Lodifer, tuvo congeladas las tarifas durante más de seis años. Esta sociedad adeuda en la actualidad a Renfe varios millones de pesetas que, al parecer, se apropió como venganza al no subirle Renfe los precios. Renfe asegura que las tarifas han subido en toda España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 20 de julio de 1992.

Lo más visto en...

Top 50