Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

BARÓMETRO DE VERANO

La intención de voto hacia el PSOE continúa deteriorándose desde septiembre pasado, según los datos del barómetro de verano elaborado para EL PAÍS por Demoscopia. El principal partido de la oposición, sin embargo, no logra atraer las pérdidas socialistas, mientras IU consigue el nivel más alto de simpatía desde 1989. Esta situación coincide con una conciencia creciente del mal estado de la economía. La mitad de los consultados cree que marcha mal o muy mal, y casi un tercio dice que ha notado ya el deterioro en las cuentas familiares.

El PSOE sigue perdiendo votos y los populares se estabilizan

La valoración de los españoles sobre la coyuntura política es muy similar a la del trimestre anterior. Ya entonces se registraba un significativo empeoramiento respecto a 1991. Uno de cada cinco ciudadanos (21%) considera que la situación política es buena, una porción similar (23%) cree que es regular y el resto la ve mala (46%) o no contesta (10%). Como es lógico, la opinión crítica es mucho más frecuente entre los votantes del PP (64%) e IU (57%) que entre los del PSOE (28%).En el ámbito específico de los apoyos políticos, sigue perdiendo fuerza el PSOE, en beneficio de IU y en menor medida del PP. La simpatía por el PSOE ha descendido en más de dos puntos porcentuales de todo el electorado mientras que la de IU aumenta en casi un punto, lo que supone un incremento del 10% de los apoyos que la coalición tenía en abril.

La mejora del PP no es estadísticamente significativa en el el trimestre, aunque sí en relación con el trimestre anterior y dentro de una tendencia alcista. Cabe destacar también la importante mejora en la posición del PNV, que claramente se beneficia de pérdidas de apoyo entre todos los demás partidos vascos y también del PSOE.

En relación con la economía, el estado de opinión negativo del trimestre anterior se reproduce al iniciarse el verano. Cada vez más gente percibe como mala la situación económica y también siente que su economía familiar ha ido a peor. En conjunto el tono vital de los españoles parece más bajo que al principio de la primavera.

Menos optimismo

En el "termómetro" del tono vital se registra una "temperatura" más baja que hace unos meses y también que el año pasado por esta misma época: un valor de 56 en la escala de 100, frente al 5 8 en abril de este año y en julio de 1991. Hay ahora un menor optimismo.

En el ámbito de la economía los indicadores no dejan lugar a dudas: uno de cada dos ciudadanos (50%) piensa que la situación económica nacional es ahora mala o muy mala y otro 28% la considera regular. Como en abril, sólo uno de cada cinco la juzgan buena.

El cambio en estos meses consiste en un fortalecimiento de la valoración más negativa a costa del sector de opinión moderadamente crítico: el 34% que en primavera veía la economía "regular" ha descendido a un 28% mientras que el sector de opinión más crítico con una opinión "mala" sobre la situación económica sube del 43% al 50%.

Distancia entre clases

La opinión negativa es más frecuente en Madrid (58%) y menos en Andalucía (41%). También, la crítica abunda más en las ciudades de más de 100.000 habitantes. Respecto a las economías familiares, los indicadores podrían estar reflejando la ampliación de la distancia entre las clases sociales.

Aunque los datos del sondeo se mueven en la frontera de la significación estadística, aumenta. tanto el sector de quienes ven empeorar su economía familiar (32% ahora frente al 28% en abril) como el de quienes sienten haber mejorado (17% ahora, 14% en primavera). El deterioro de la economía familiar lo acusan de forma más acentuada en Cataluña (41% frente al 32% de la media nacional) y menos en Andalucía (26%).

Ficha técnica

Encuesta realizada por Demoscopia, SA, sobre una muestra total de 1.200 personas mayores de 18 años y de ambos sexos, representativa de la población residente en la Península, Baleares y Canarias.La prospección tiene un nivel de confianza del 95,5% y un margen de error de ±2,9 para datos globales.

El trabajo de campo se realizó entre los pasados días 26 de junio y 2 de julio mediante entrevistas realizadas a domicilio con una selección final de entrevistados utilizando el sistema de rutas aleatorias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de julio de 1992

Más información