Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP rebaja a 309.000 pesetas el límite para tener un piso protegido

El Gobierno municipal del PP ha rectificado su propuesta, aprobada inicialmente en abril, de permitir el acceso a viviendas protegidas a familias con ingresos de hasta 428.000 pesetas brutas mensuales. La normativa sobre adjudicación de vivienda a precio tasado llegará ahora sólo a las familias que no superen las 309.000 pesetas al mes.Esta modificación supone aplicar los criterios del Plan de Vivienda del Estado, que posibilita financiación ventajosa para la adquisición de pisos protegidos a las familias que no superen 5,5 veces el Salario Mínimo Interprofesional (establecido en unas 56.000 pesetas mensuales).

La primera intención del PP significaba subir el techo de acceso a un piso barato a 7,6 veces el SMI. El PSOE se opuso en abril a esa subida porque entendía que esas familias quedan fuera de las ayudas programadas por el Estado.

La discusión de quién puede acceder a una vivienda protegida coincidió ayer en la Gerencia de Urbanismo con el primer debate sobre el plan municipal de recalificar 2.226 hectáreas (unas 18 veces el parque del Retiro) para que se puedan edificar 72.753 viviendas (ver EL PAÍS del 19 de junio).

El gran crecimiento

El Grupo Socialista considera que no es el momento de acometer un crecimiento tan importante como el que ha previsto el PP. El Gobierno municipal quiere crear dos grandes barrios en el sur (Carabanchel), cuatro en el norte (en el suelo comprendido entre el límite actual de la ciudad y la M-40) y uno en el este (ensanchando Vallecas Villa hasta la carretera de Valencia). Para ello es necesario modificar el actual Plan General, que sólo autorizaba la construcción de 8.505 viviendas en toda esa zona.Lo que pretende hacer el PP es una revisión del Plan General en 24 horas", comentó el concejal socialista José María de la Riva. "No hace falta recurrir tan urgentemente a esos terrenos porque en Madrid todavía hay suelo calificado para construir 30.000 viviendas. Ese programa debería ser objeto de un debate más sosegado porque se trata de una gran revisión que afectará al futuro de Madrid".

Izquierda Unida decidió apoyar sólo una parte del proyecto y ello condicionado a que se especifique cuántas viviendas protegidas se van a hacer y de qué tipo. IU pretende que el programa previsto por el PP se reduzca a 38.000 viviendas, de las que 28.000 serán protegidas.

El gerente de Urbanismo, Pedro Areitio, aseguró ayer que a finales del próximo año podrá empezar a edificarse en los nuevos barrios previstos por el Partido Popular. Hasta entonces, el Ayuntamiento deberá negociar la adquisición de suelo con los propietarios.

El plan para acometer la mayor modificación que haya sufrido nunca el Plan General de 1985 se debatirá en el pleno del próximo viernes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de junio de 1992