Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Tokio vuelve a imponer la indecisión en los mercados

La Bolsa de Tokio sufrió ayer un recorte de casi 600 yenes, un 3,62%, que además de situar el índice Nikkei en un nuevo mínimo anual, ha llevado la incertidumbre al resto de las bolsas del mundo.En Europa y Estados Unidos se ha puesto fin a 48 horas de respiro facilitadas por el si irlandés a los acuerdos de Maastricht, una solución a medias que ahora parece poner de manifiesto que los problemas de las bolsas son más profundos.

Wall Street abrió a la baja ante las presiones de Tokio y Europa, aunque como trasfondo quedan las expectativas de unos beneficios empresariales peores de los previstos y las esperanzas de los analistas, que indican que el índice Dow Jones puede bajar entre 50 y 300 puntos.

En el primer caso, se pone el acento en un repunte inmediato de las cotizaciones, mientras que en el segundo se intenta hacer una valoración más amplia de la recesión económica y de las constantes dificultades para ponerle fin. El Dow Jones cerró con un descenso de 4,55 puntos para quedar a 3.280,80.

Europa tenía motivos más que sobrados para ajustar los precios a la baja, ya que tuvo que sumar los problemas de Tokio y Wall Street a los derivados de la situación en Centroeuropa.

Los analistas empiezan a pensar que fueron muy ingenuos en sus primeras valoraciones sobre la desaparición de la Unión Soviética, y los beneficios que podría reportar a las economías y mercados de valores del oeste.

Francfort pierde un 0,13% y confirma que es el mercado más sólido, mientras que la Bolsa de París cede un 1,47% para cerrar en el 1.885,7%, y el mercado de Londres cae hasta el 2.550 al perder el índice FT 100 de Financial Times un 1,33%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de junio de 1992