_
_
_
_

David Bowie,

cantante británico, y la modelo somalí Imán contrajeron el sábado matrimonio en una inglesia de Florencia con la asistencia, entre otros, de Mick Jagger y la princesa británica Margarita. Bowie e Imán se casaron en la iglesia de americana de San Jaime, dirigida por el pastor Ledlay Laughlin, y celebraron la boda en un lujoso hotel de las afueras de la ciudad de los Medici. Cerca de ochenta personas fueron invitadas por la famosa pareja a la boda, entre ellas el cantante Mick Jagger, su esposa, Jerry Hall, y Margarita de Inglaterra, hermana de la soberana británica. El Duque Blanco, como se conoce a Bowie, se ha gastado, según allegados al cantante, 40 millones de liras (unos 3,5 millones de pesetas) en flores para adornar la iglesia florentina. La luna de miel de la pareja, que se casó hace varios días por lo civil en un pueblecito de Suiza (Bowie es ciudadano helvético), transcurrirá en una isla del Mediterráneo cuyo nombre no ha sido revelado. Un diamante de 10 kilates es el regalo de bodas de David Bowie a la bella Imán, descendiente de una noble, familia somalí. El traje de boda de la novia, una de las más cotizadas modelos del mundo, ha sido diseñado por el modista británico Anthony Price.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_