Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento se subleva contra la ley que prepara la Comunidad contra la sequía

La falta de agua, pese al aguacero que cayó sobre Madrid ayer, ha provocado un nuevo enfrentamiento entre el Ayuntamiento y la Comunidad. El Ayuntamiento considera "totalmente inaceptable" la ley de medidas especiales preparada por la Comunidad para paliar los efectos de la sequía, en los términos actuales en que está redactada. El PP, que gobierna en la capital, recuerda que la competencia sobre el abastecimiento de agua es municipal y critica que la única restricción prevista se centre en la suspensión del riego a los parques, "cuando hay otros usos no esenciales sin limitar".

La concejal de Medio Ambiente, Esperanza Aguirre, no está dispuesta a aceptar la Ley de Medidas Excepcionales para el Mejor Aprovechamiento de los Recursos Hidráulicos, preparada por la Comunidad. Aguirre recibió la ley y se reunió ayer con diputados autonómicos del PP para ultimar las enmiendas que hoy entregará su portavoz, Alberto Ruiz Gallardón, al consejero de Presidencia y presidente del Canal de Isabel II, Agapito Ramos. Aguirre entiende que el contenido de la ley "es muy discutible". "Para empezar, según la Ley de Bases de Régimen Local, establece en sus artículos 25 y 26 que la competencia exclusiva y obligatoria del abastecimiento de agua corresponde a los ayuntamientos", afirma la concejal. "Dudo de la competencia de la Comunidad para decidir sobre este tema", añadió. El Ayuntamiento, en última instancia y de no mediar esta semana una aproximación en las negociaciones, podría plantear un contencioso-administrativo entre estas dos leyes.

La Concejalía de Medio Ambiente considera el Retire y el Jardín Botánico joyas de la ciudad, que con el grado actual de sequía no se pueden perder, "sobre todo cuando no se han limitado otros usos no esenciales, como el lavado de coches". Medio Ambiente no quiere que se le mueran por falta de agua los 25.000 árboles que acaba de plantar.

La Comunidad está dispuesta a regar, pero al margen de la red normal de abastecimiento (seguramente con camiones cisterna), los árboles jóvenes. Así lo aseguró ayer Agapito Ramos, quien también precisó que esta medida se aplicará en otros ayuntamientos.

Ramos no entiende la posición del Ayuntamiento: "El problema actual de la sequía no se va a resolver recurriendo a un tema. legal de competivitis, a si esto es competencia mía o tuya. Yo me he dirigido a todos los ayuntamientos porque el Canal nos pide una ley y nosotros la hacemos porque es una obligación que nos impone el sentido común". "Si hay con frontación política no se ahorrará agua", declaró.

Subida del agua

La Concejalía mantiene que dejando de regar los parques y jardines no se arregla la sequía Además de restringir el lavado de los coches, Medio Ambiente pide que se aplique, como medida drástica para ahorrar agua, una subida de las tarifas. La Comunidad entiende que esta propuesta "es improcedente e intolerable" porque la situación no es tan grave como en otras regiones para subir ahora el precio del agua. El presidente autonómico, Joaquín Leguina, fue más tajante en una visita que realizó ayer a Ciempozuelos: "No hay que ser demagógicos. El problema no es el llenado de las piscinas, pues esto se hace una vez al año, sino los riegos de zonas verdes públicas y privadas y la limpieza de las calles".

"No quisiera que esto se convirtiera en una lucha intermunicipal", dijo Leguina, y añadió: "Tener césped en Madrid es un lujo asiático".

La concejal señaló: "Colaboraremos en esta campaña de ahorro del agua limitando, hasta garantizar la salubridad de la población, el baldeo de calles y suspendiendo el riego de las praderas de césped, que no forman parte de la jardinería española".

La Comunidad aprobará la ley el jueves y la concretará el viernes con un decreto. La ley establecerá, además, sanciones por mal consumo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de mayo de 1992

Más información

  • El riego de parques se suspende el viernes, pero no el de los árboles recién plantados