Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mariano Rubio asegura que facilitó al Congreso toda la información que podía dar

El gobernador del Banco de España, Mariano Rubio, ha asegurado que en su comparecencia en el Congreso facilitó toda la información sobre el caso Ibercorp que podía dar legalmente, según fuentes de la entidad. Las mismas fuentes señalan que el real decreto de junio de 1988 sobre adaptación del derecho español sobre entidades de crédito al de la CE prohibe a las autoridades competentes divulgar los datos obtenidos en sus labores de inspección de los bancos y cajas de ahorro. Ayer, varios grupos parlamentarios pidieron la comparecencia urgente del gobernador para que explicase por qué no había proporcionado al Congreso todas las conclusiones de la inspección, que reflejaban una situación de Ibercorp más grave que la que describió en el Congreso. Rubio comparece hoy ante el juzgado para declarar sobre el caso.

En relación a sus manifestaciones en el Congreso, el gobernador declaró ayer a Televisión Española: "Mencioné con todo detalle los ajustes que los inspectores proponían. Estos ajustes suponían una reducción de los recursos propios del grupo de dos tercios. Creo que estos datos eran suficientes para analizar o para hacerse una idea de la situación del grupo Ibercorp. Obviamente no mencioné ni el término política especulativa ni el término inviabilidad del grupo. Si lo hubiera hecho evidentemente hubiera acabado ese mismo día, probablemente, con el futuro del banco, cosa que yo como gobernador del Banco de España no podía hacer en ningún caso.El decreto legislativo que citan las fuentes del Banco de España establece en su artículo 6 que "las autoridades competentes -cuando actúen en ejercicio de sus funciones de inspección de los estableciemientos de crédito- no podrán publicar, comunicar, ni exhibir a terceros los datos o documentos reservados, a no ser previo el consentimiento expreso de los remitentes y, en su caso, de los interesados afectados".

Los grupos parlamentarios de la oposición, Grupo Popular, Centro Democrático y Social e Izquierda Unida respondieron ayer con fuertes críticas ante la información publicada el domingo y ayer, lunes, por EL PAÍS sobre el contenido de la inspección del Banco de España a Ibercorp, en la que se describen más irregularidades y una situación más grave que la descrita por el Gobernador en el Congreso, informa Camilo Valdecantos.

La petición de comparecencia del Partido Popular es muy lacónica y recoge como motivo que el gobernador del Banco de España "amplíe la información facilitada a esta Cámara sobre la situación del grupo Ibercorp". Al mismo tiempo, el PP solicita que Solchaga le destituya inmediatamente.

El CDS, por su parte, solicita la comparecencia de Rubio "para que aclare el contenido del informe elaborado por la inspección del banco sobre Ibercorp y en qué medida lo ha conocido, así como las decisiones que se adoptaron a consecuencia del informe".

Por otra parte, fuentes del grupo centrista dieron a conocer ayer el dato de que su portavoz, José Ramón Caso, solicitó el pasado día 10 de marzo que le enviasen los documentos que contienen la inspección sobre el Banco Ibercorp iniciada en noviembre de 1991 y los de la inspección sobre el grupo por el proyecto de fusión del banco con sistemas financieros iniciada en junio de 1991. Según las mismas fuentes, al diputado le remitieron algunos documentos y protestó, en la Cámara, por esa remisión parcial que, según dijeron ayer, no contenían los datos publicados en la información de EL PAÍS.

Para Mariano Santiso, miembro de Izquierda Unida, el gobernador debería haber dimitido hace tiempo y ahora más ya que se demuestra que ha mentido. "En el caso de no hubiera mentido, como dice [Mariano Rubio], significaría que n conocía el informe del propio Banco de España, por lo que todavía sería más grave". Santiso subrayó que no tiene credibilidad mantenerlo en el cargo e insistió en que cada día se confirma más que un grupo de personas se benefició de pequenos accionistas.

Luis Ramallo, del PP, presentó una pregunta para que la conteste, oralmente, en el pleno del Congreso el ministro de Economía y Hacienda, Carlos Solchaga. La pregunta trata de conocer "¿qué medidas piensa adoptar el Gobierno una vez que se ha comprobado que el gobernador del Banco de España no informó correctamente a la Cámara en su comparecencia de 20 de febrero de l992?".

Acusación

Precisamente, hoy comparece Mariano Rubio -junto a su esposa, Carmen Posadasante la jueza del juzgado de instrucción 21 de Madrid, María Paz Redondo, para prestar declaración ante la acusación de estafa y falsedad presentada por. varios accionistas que se consideran perjudicados por la actuación de Rubio y los responsables de Ibercorp. El abogado José Emilio Rodríguez Menéndez, que representa a estos accionistas de Ibercorp, y a la acción popular, pedirá la prisión de 12 años para Mariano Rubio, así como para los responsables directos del grupo Manuel de la Concha, Jaime Soto, Benito Tamayo y el director de administración Quesada por estafa y concurso con falsedad. De la Concha, Soto y Tamayo comparecerán el día 22, y Quesada el 25. El ex ministro Miguel Boyer y su esposa, Isabel Preysler lo harán mañana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de mayo de 1992

Más información

  • La oposición pide al gobernador que explique por qué no proporcionó todos los datos