Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

40 Principales, sensación de juventud

Luis Merino, el director de la cadena, impulsa una nueva etapa

Los 40 principales tiene 26 años, pero aparenta 15. Y es que la música que suena hoy en el mundo va tan deprisa que le obliga a empezar constantemente. Su lista -la más codiciada- ha sido el espejo en el que se han mirado seguidores, cantantes e industria. Luis Merino, el nuevo director de la cadena, que ha sido seguidor, pinchadiscos y se sienta hoy en el corazón de esa fábrica de éxitos formada por 63 emisoras, 250 pinchadiscos y cuatro millones de oyentes, sabe que tiene que innovar. "Vamos más deprisa que hace 15 años, pero más despacio que dentro de cuatro". Sonido digital, mayor participación de los oyentes y el salto a Europa, son algunos de sus objetivos.

"Desde que comenzamos la radiofórmula de Los 40 principales 24 horas al día", que fue el gran salto en su desarrollo hace 13 años, "nos dimos cuenta de que era un instrumento potente, que tenía un sentido en tanto en cuanto desarrolle la música nuestra, que no podíamos estar dependiendo de grupos extranjeros; teníamos que apoyar lo nuestro. Y está claro que la industria, al ver que nosotros apoyamos, apostó mucho más, porque tenían un escaparate en el que podían exponer los productos que estaban realizando: por eso el desarrollo de la música española y de Los 40 principales es totalmente paralelo. Y sobre todo para la música joven", afirma Merino.La especialización, la diver- sificación o la segmentación de públicos hace que la oferta musical en radio se bifurque en diferentes fórmulas musicales, lo que no ocurría en los primeros años de la cadena. La propia SER, a la que pertenece Cadena 40 Principales, ofrece en estos momentos otras opciones, como Cadena Dial, con música toda en español, o Cadena Minuto, con información y música melódica.

Para Merino, el éxito de la Cadena 40, líder absoluto en el mundo de la radio española, tiene características muy especiales. "Es la primera radio con la que toman contacto los niños y jóvenes; tiene una amplísima audiencia, que se renueva constantemente, y transmite esa sensación de juventud que le encanta a mucha gente que no es tan joven".

Apuesta actual

La apuesta actual de la cadena sigue siendo, esencialmente, la música española. "Igual que en su momento apostamos por la música española, la apuesta sigue en pie. Se puede exigir, debido a la producción que hay de música española, que el nivel de calidad sea cada vez más alto, que las compañías de discos se esmeren cada vez más en realizar unas producciones al nivel de la tecnología que estamos empleando actualmente. No se puede trabajar con sonido de lo que para muchos sería de una maqueta. La música internacional ocupa el espacio que le deja la música española".

La revolución científico-técnica, que está derrumbando tantas cosas, ha supuesto la muerte del vinilo, el disco negro al que creció agarrada más de una generación. La nueva palabra mágica, sinónimo de pureza y fidelidad, es "digital". Discos digitales, casetes digitales. La Cadena 40 da un paso más. Estudios sin vinilos, cartuchos, compact discs o casetes digitales.

"En su momento, la Cadena 40 fue pionera en la transmisión digital vía satélite. La primera cadena en Europa que utiliza la transmisión digital del sonido. Ese paso ya digitalizado nos invita hace tiempo a que todo el arco del sistema sea el sonido digital, y, por tanto, a que haya una mejora en la calidad. Cualquier cosa que suene a partir de la semana que viene en la Cadena 40 Principales vendrá en sonido digital, con lo cual no habrá ningún tipo de ruido y todo tendrá la máxima calidad que la técnica de hoy nos permite. Tanto es así que si mañana existiera un satélite que permitiera la transmisión de la radio en digital, estaríamos preparados para lanzarnos a esa aventura".

Las fuentes tradicionales -discos, cartuchos, casetes-, los tradicionales discos, son sustituidos por un almacenamiento digital en disco óptico, lo mismo para un jingle que para una cuña de publicidad. Cualquier grabación aparecerá en antena sin que haya nada que se mueva en el estudio. La grabación digital realizada en el estudio pasa directamente a la antena sin que se produzca ningún tipo de pérdida de sonido por paso intermedio. Los pinchadiscos se quedan sólo con los cascos y su voz.

Fórmula distinta

Uno de los desafíos de la Cadena 40 Principales es exportar su fórmula a Europa, que comenzó el pasado mes de enero con la entrada en funcionamiento de la cadena M-40, que, con 73 emisoras, ha crecido en un 30% en tres meses.

"La fórmula de los 40 es notablemente distinta a la que se utiliza en Europa", señala Merino. "Si vas por Francia, el Reino Unido o Alemania, casi todas las radios van dirigidas a la gente de veintitantos años. La apuesta de 40 en su salida es exportar nuestra fórmula, porque somos la apuesta más joven de la radio. A Francia no exportamos música; apostamos también allí por la música local".

Pero 40 Principales es también muy activa en el mundo de los conciertos, tanto los generados por la propia cadena como los que la cadena atiende. El año pasado, Cadena 40 ofreció a su audiencia mas de 90 conciertos en toda España.

Merino considera que estos conciertos son "el compromiso de los músicos con nuestros oyentes a través de nuestra cadena. Es el regalo que con ayudas de todo tipo venimos haciendo por toda España, a una media de dos semanales. Son totalmente gratuitos. Cualquier cosa que hace Cadena 40 es gratuita, ya que tiene un aspecto promocional no lucrativo. Nuestro medio de vida es la publicidad en la antena, no los conciertos".

La lista

Un punto clave en el desarrollo de Los 40 es cómo se realiza la lista. Merino lo explica. "Todos los martes, de una forma fija a las once de la mañana, se reúnen los coordinadores musicales de la Cadena 40 de toda España. Ese día y a esa hora, cualquier compañía grande o pequeña, con muchas ventas o pocas ventas, presenta sus novedades. Los coordinadores votan, siguiendo un único parámetro: saber si la grabación puede ser un éxito, el grado de satisfacción que puede dar a sus oyentes. Ahí se determina cuáles van a ser los discos más radiados durante la semana. Ese disco irá decayendo en sus emisiones durante seis u ocho semanas, que es el tiempo que permanecen antes de entrar en la lista, a la que consideramos como la vitrina del éxito en este país. Una vez que los hemos tenido seis u ocho semanas cociéndose y una vez que están calentitos, entran en 40 Principales y ahí se baten el cobre. Y en las siguientes seis u ocho semanas se demuestra si un disco ha llegado al máximo de sus posibilidades y si puede llegar a ser número uno, que es el disco más popular y el más radiado. Un número uno de 40 Principales suena 12 veces al día, que por siete, son 84 veces a la semana. O es muy bueno el disco o le gusta mucho a tu público o se te va. No puedes errar en ese concepto"."El día que entra en la lista, les decimos a los oyentes: 'Vosotros sois los que vais a hacer subir o bajar este disco'. Entonces, el oyente llama a un teléfono y puede votar por cualquiera de los 40. Entre el criterio de los coordinadores que se reúnen los martes y lo que la gente vota, se determina si un disco sube o baja, si es o no número uno. Lo que está claro es que 30.000 oyentes no se equivocan. Y 30.000 llamadas es lo que el sistema admite. Un sábado por la mañana tienes más de cuatro millones de oyentes y hay más de un cuarto de millón de intentos de llamada. Pero el sistema inteligente de telefonía de reconocimiento de voz permite, con 60 líneas en ocupación máxima de cuatro horas, unas 30.000 llamadas. Así sabes si a a la gente le gusta o no le gusta".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de mayo de 1992

Más información