Entrevista:LUZ DE GAS

"El Rey es más artista que yo"

Incontables condecoraciones españolas, extranjeras, y ahora conde de Latores y grande de España.Pregunta. ¿Y a qué aspira?

Respuesta. A mucho; no aspirar es signo de vejez.

P. ¿Casó con los Reyes?

R. Tanto como eso no; sería un matrimonio morganático.

P. ¿Cuántas veces al día ve al Rey?

R. Cuatro, cinco.... Varias.

P. ¿Lo ha visto llorar?

R. Le he visto emocionarse.

P. ¿Y aporrear la mesa?

R. Eso, varias veces.

P. ¿Cuántos secretos diarios archiva en su alma?

R. No demasiados.

P. ¿Se bebe sidra natural de su Asturias natal aquí?

R. No, es uno de los fallos de La Zarzuela.

P. ¿Le quitó el sueño el título nobiliario?

R. No, nada.

P. ¿Por qué dicen que fue repentina la decisión del Rey?

R. Por no estar enterados.

P. ¿Es audaz con el Rey?

R. Como él es audaz, tengo que serlo siempre.

P. ¿Qué tiene de singular?

R. Huir de la singularidad.

P. Ahora, ¿le tiran los tejos las condesas?

R. Aún no lo he notado.

P. ¿Puede decir algo de Alfonso Armada?

R. Siempre fuimos amigos y compañeros, y eso no cambia.

P. ¿Ve al Rey descorbatado en palacio?

R. Sí. Y con corbatas muy bonitas también.

P. ¿Cómo imagina a la próxima reina de España?

R. Sería feliz si al Príncipe le gustara quien a mí me guste.

P. ¿Le gusta ya alguna?

R. Muchas, pero no todas para reinas.

P. 0 séase..., no suelta prenda.

R. No. Y es porque no tengo ni idea, ¿sabe?

P. ¿Confesor privado tiene?

R. No, ni aspiro a ello.

P. ¿Y la familia real?

R. Aquí hay un capellán.

P. ¿Cuánto le han ofrecido por sus memorias?

R. Almorzando con el Rey en un restaurante, me dijo un famoso editor, vecino de mesa: "Tienes un cheque en blanco". Y el Rey saltó: "Pero yo tengo parte".

P. ¿Cuáles son los tacos predilectos del Rey y su hijo?

R. Del Príncipe no sé. Y el Rey, los de cualquier español.

P. ¿Quiso ser monja la infanta Elena?

R. Ni idea.

P. ¿Es más soldado usted o el Rey?

R. Por antigüedad, yo; por empleo, él.

P. ¿Qué tiene la infanta Cristina?

R. Un gran sentido del humor. Muchísimo.

P. ¿Le levanta usted la voz al Rey?

R. No, por Dios; y en todo caso, no lo digo.

P. ¿Cómo se enfada usted?

R. Hacia dentro.

P. ¿Es la mano derecha o la izquierda del Rey?

R. La derecha es la suya.

P. ¿La Reina lee a Cela?.

R. Lee todo lo bueno que cae en sus manos.

P. A propósito, ¿qué título le daría usted al Nobel?

R. El que merece un gran escritor.

P. ¿Se come mucho ajo en la familia real?

R. Yo no lo huelo...

P. ¿Qué ciencia es saber hablar sin mojarse?

R. La que pretendo ejercer ahora con usted.

P. ¿Quién es más libertino en La Zarzuela?

R. Por favor, aquí somos todos muy pacatos....

P. ¿Sabe el Rey Asturias, patria querida ... ?

R. Lo sabe y lo canta.

P. ¿Le quedan recuerdos inconfesables del 23-F?

R. Me quedan secretos desconocidos para mí.

P. ¿Qué palabra le dijo el Rey al final de aquellos acontecimientos?

R. Muchas gracias.

P. ¿Escribe cartas de amor don Felipe?

R. Supongo que sí.

P. ¿Y usted?

R. Ya no.

P. Todo el mundo lo loa. Critíquese usted mismo, venga.

R. No, porque me pondría verde y luego lo sentiría.

P. ¿Es más artista el Rey o usted?

R. Decididamente, el Rey.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 09 de mayo de 1992.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50