Holanda gravará con un impuesto el tráfico de vehículos en las horas punta

A partir de 1996, los automovilistas que viajen a diario durante las horas punta (entre las seis y las diez de la mañana) por el oeste de Holanda tendrán que abonar un impuesto adicional de circulación. El Ministerio de Transportes piensa reducir con ello las caravanas de coches formadas ahora entre las grandes ciudades incluidas en dicha zona (Amsterdam, La Haya, Rotterdam y Utrecht) y mejorar la contaminación ambiental. El plan, recién presentado, cuenta con el apoyo del actual Gobierno de centro-izquierda que espera su aprobación en el Parlamento el próximo año.

El oeste de Holanda compone un área o conurbación occidental que agrupa las grandes ciudades del país en torno a una herradura. Sus autopistas y carreteras absorben con gran dificultad los 450.000 coches que recorren 60 millones de kilómetros diarios entre las seis y las diez horas. Para controlar su presencia, Transportes instalará cámaras fotográficas, vídeos y radares en las autopistas. Una vez tomada la matrícula de los autos y comprobada su falta de pago, el dueño recibirá una factura y una multa a domicilio. Hanya Maij-Weggen, titular del ministerio, ha dicho ya que cinco florines diarios (280 pesetas) supondrán unos ingresos de unos 500 millones de florines 28.000 millones de pesetas).

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 28 de abril de 1992.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50