Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Soler Padró logra la dirección de La Seda pese al boicoteo del consejo y los trabajadores

La Comisión de Valores, que había anunciado que impondría sanciones al abogado Soler Padró por su actuación en la compra de acciones de La Seda de Barcelona, tardará semanas en poder hacerlo, según fuentes de la misma. Entre sus acciones figurará la impugnación de la junta de accionistas que se celebró ayer en segunda convocatoria. Además, exigirá el lanzamiento de una OPA. La Comisión puede actuar al haber tomado Soler Padró el control de la sociedad al lograr que se constituyera la junta convocada por vía judicial. Su primera decisión -ejecutada por sus representantes, ya que él optó por no presentarse tras la agresión del miércoles- fue cesar al consejo y nombrar uno a su medida. El comité de La Seda en Alcalá de Henares (Madrid) criticó ayer con dureza la actitud reventista de sus compañeros de Barcelona.

La junta de ayer, en segunda convocatoria, fue mucho menos conflictiva que la del miércoles. Los incidentes fueron sólo verbales, protagonizados por los miembros del comité de empresa que pudieron acceder a la sala de juntas acreditando su condición de accionistas. El presidente judicial de la junta, Vicente Buruaga, volvió a dar muestras de exquisita amabilidad y corrección en las formas, y escrupulosa firmeza en el fondo. Dejó hablar a todos cuantos quisieron, sin dejarse llevar por sus opiniones.Buruaga se enfrentó entonces al segundo intento de reventón: el de los puños blancos. El secretario del consejo de La Seda, Juan de Tord, apoyado por el accionista y abogado Alberto Carrillo, intentó impedir que el representante de Jacinto Soler Padró tuviera voto en la junta, debido a un error del propio secretario en la confección de las cartas de asistencia.

Buruaga señaló que Soler Padró era ajeno a este error y no atendió la petición de los abogados, por lo que finalmente los votos de los representantes de Soler lograron cesar al actual consejo y nombrar uno nuevo. El nuevo consejo está presidido por Salvador Anglada, que hasta que se jubiló el año pasado fue vicepresidente ejecutivo de la química Interquisa (del grupo Cepsa), proveedora de La Seda. El resto del consejo está formado por el empresario Peter Engel Llovera, el ingeniero textil Carlos Holchstein, el técnico textil Vicente Mecheda, el propio Soler Padró y Ramón González Calleja.

Soler Padró, que ha optado por no atender las llamadas de los medios de comunicación, no ha aclarado si presentará o no acciones judiciales por los incidentes del miércoles, en los que miembros del comité de empresa de Barcelona le agredieron y le despojaron de sus pantalones. Soler pasó durante dos horas un reconocimiento médico.

La CNMV afirmó ayer que ya puede intervenir contra Soler Padró para exigirle la presentación de una OPA por la adquisición de un paquete superior al 24,9% del capital de La Seda. Sin embargo, admitió que Soler tendrá todo el poder de la empresa durante algunas semanas, hasta que se cumplan los trámites administrativos que le permitan impugnar la junta y suspender los derechos políticos del abogado.

El conflicto ha enfrentado a los comités de empresa de Barcelona y de Alcalá de Henares. Francisco Calles, presidente del comité de empresa del centro fabril de Alcalá manifestó a este periódico: "No compartimos la actitud violenta que algunos compañeros tuvieron en la junta de accionistas del miércoles". "La responsabilidad de todos los hechos ocurridos es también del consejo de administración con su presidente, Lorenzo Gascón, a la cabeza. Por lo visto a éste no le importan los actos violentos", añadió. Calles sospecha que el comité de Barcelona está siendo manipulado por Gascón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de abril de 1992

Más información

  • Los trabajadores de Alcalá de Henares condenan la actuación del comité de Barcelona