Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Burillo fulmina a Becker en el Godó

Barcelona se le resiste al alemán Boris Becker. El gran favorito del torneo Godó fue humillado ayer por Jordi Burillo, que le venció por 1-6, 7-6 (7-2) y 6-4, y le hizo despedirse con la misma sensación de haber defraudado que ya sintió en las pistas del Tenis Barcelona cuando perdió ante Sergio Casal en la Copa Davis o el año pasado, ante Sergi Bruguera, en octavos de final. Burillo perdió horas después ante el austriaco Horst Skoff por 7-6 (7-4) y 6-3.

Burillo es un jugador salido de la fase previa. Nacido en Mataré hace 19 años, tiene una excelente planta, mide 1,88 metros y pesa 86 kilos, y en la primera eliminatoria ya dio una sorpresa al eliminar al también alemán Carl Uwe Steeb. Quienes conocen bien a este hijo de un ex jugador de baloncesto -entre ellos están su entrenador, David de Miguel, y el seleccionador español, Manolo Orantes- cuentan que su potencial "es increíble si atempera su temperamento explosivo". Ayer, en alguna fase, jugó con el aplomo reservado a las figuras.Pero por más excelencias que se cuenten de Burillo, que no deja de ser el 230º de la ATP, jamás bastarán para explicar el mal juego de Becker. "Podría escribir un libro contando los errores que he cometido durante este partido", confesé amargamente el que fuera número uno mundial. Tan sólo así se entiende que perdiera un partido que dominaba con facilidad. Cierto es que el poderoso servicio de Burillo le planteó problemas y que tuvo que poner a prueba la velocidad de sus piernas para alcanzar alguna de las dejadas que iba colocándole un rival, sin complejos.

El alemán acabó perdiendo la concentración, especialmente tras caer derrotado con rotundidad en la muerte súbita a la que se llegó en la segunda manga. Así las cosas, y a pesar de algunas estadísticas que hablan de que Becker fue el jugador que más partidos remontó la pasada temporada, tan sólo quedaba por desvelar si al joven mataronés le iba a pesar la responsabilidad llegado el momento de sentenciar. Así pareció que iba a ser cuando con 5-3 en la tercera manga perdió una bola de partido. Pero Burillo no desaprovechó la ocasión minutos después para sacar cabeza en un mundillo tan restringido como el del tenis internacional.

Quitarse la espina

El alemán intentó excusar su derrota alegando que desde que era junior no jugaba tan temprano -el partido, suspendido el miércoles por la lluvia, fue reanudado a las, 10.30- y que era su primer torneo del año sobre tierra. Becker tendrá ocasión de quitarse la espina en el torneo olímpico que se jugará en las nuevas instalaciones de La Taixonera. Ayer opinó sobre las nuevas pistas: "No entiendo por qué se han gastado tanto dinero en. nuevas pistas cuando existen las del Tenis Barcelona, que son excelentes".

Por su parte, Burillo pagó caro el esfuerzo y cayó en octavos de final ante Skoff en un partido interrumpido en dos ocasiones por la lluvia. El verdugo de Becker se derrumbó tras perder una pelota de set en la primera manga.

El checoslovaco Ivan Lendl y Sergi Bruguera, segundo y quinto cabezas de serie respectivamente, son las únicas figuras que le quedan al trofeo Godó en cuartos de final. Tan sólo cinco de los 16 primeros cabezas de serie han sobrevivido a la criba. Lendl venció ayer al austríaco Thomas Muster por 6-3 y 6-4, y deberá jugar contra el argentino Alberto Mancini, que en octavos de final ganó al español Francisco Clavet por 7-6 y 6-0.

Bruguera no tuvo mayores problemas ayer que contener la salida inicial del argentino Martín Jaite, al que acabó borrando de la pista con un resultado de 7-5 y 6- 1. El finalista del pasado año queda emparejado con el sueco Jonas Svensson, que ganó al español Francisco Roig por 67 (3-7), 6-0 y 7-6 (7-3). El catalán Carles Costa, campeón de España y vencedor en Estoril, eliminó al holandés Jacco Eltingh por un doble 7-6 y jugará contra el francés Rodolphe Gilbert, que ganó a Javier Sánchez Vicario por 7-6 y 6-3. El sueco Magnus Gustafsson, que derrotó a su compatriota Nicklas Kulti por 4-6, 6-2 y 60, se las verá con el austriaco Horst Skoff.

Gustafsson y Svensson, al igual que Burillo, jugaron ayer dos partidos y a primera hora de la mañana eliminaron a Àlex Corretja por 5-7, 7-6 (7-5) y 6-1, y a Jordi Arrese por 7-6 (7-5) y 6-3 respectivamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de abril de 1992

Más información

  • El tenista catalán gana al primer cabeza de serie, pero cae ante Skoff