Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EA y Euskal Ezkerra pactarán crear un espacio 'abertzale' y progresista

Eusko Alkartasuna (EA) pretende encabezar en Euskadi el espacio del nacionalismo abertzale, no violento y progresista, cuyo exponente más inmediato será la creación, antes del verano, de una plataforma electoral junto a Euskal Ezkerra (EUE), los escindidos de EE, según fuentes de las ejecutivas de ambas partidos.

El III Congreso del partido de Carlos Garaikoetxea ha abierto el proceso de convergencia de ambas formaciones, con la matización de que ese proyecto común y las alianzas se subordinarán, dicen, "a nuestras irrenunciables señas de identidad".El previsible movimiento del entorno más político del abertzalismo radical hacia posiciones menos militaristas obliga a la oposición nacionalista y progresista a jugar sus bazas con rapidez. El Congreso de EA, que finalizó ayer en San Sebastián con la reelección de Garaikoetxea e Ignacio Oliveri como presidente y secretario general, respectivamente, abre el camino a la creación de "una alternativa de poder, objetivo ineludible" de esta formación. El objetivo último sería la ruptura del triángulo HB, PSE-PSOE y PNV que hegemoniza la política vasca.

Los compromisarios del congreso han apostado por apresurarse en la formación de una plataforma electoral junto a EUE y ralentizar la convergencia de ideario y estructuras, núcleo del nuevo espacio político por el que ambos partidos apuestan. Para un miembro de la ejecutiva de EA, "el tema electoral es prioritario y habrá que cerrarlo antes del verano, pero nuclear un espacio socialdemócrata y abertzale requiere más tiempo".

Xabier Gurrutxaga, secretario general de EUE, coincide con ese análisis y añade que "la plataforma electoral debe ser un ensayo ante el electorado, cuyo éxito, asegurado en Guipúzcoa, podría ser la base de un espacio abertzale y progresista. Esto sería clave para forzar al PNV a adoptar una nueva política de alianzas en detrimento del PSE-PSOE".

La base social, a la que ambos partidos se dirigen, hay que buscarla entre sus militantes, en antiguos miembros de ETA político militar, en los que hoy se abstienen y en el previsible desmembramiento de sectores de HB.

La presencia del independentista de Esquerra Republicana de Catalunya, Ángel Colom, en la clausura del congreso es significativa. Colom es el reflejo de lo que Garaikoetxea ha querido ser: la columna vertebral del independentismo sin molestias armadas. Al término del Congreso, Garaikoetxea dijo que actualmente "ETA es un obstáculo insuperable para el proceso de unidad de acción entre los nacionalistas vascos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de abril de 1992

Más información

  • Carlos Garaikoetxea fue reelegido presidente