Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 14 campos de golf de la Comunidad consumen tanta agua como Albacete

Los 14 campos de golf de la Comunidad de Madrid son una esponja que chupa al año tanta agua para regar su césped como la utilizada por 125.000 habitantes, los que viven en Albacete o Fuenlabrada. Aedenat ha pedido al Canal de Isabel II y a la Confederación Hidrográfica del Tajo, ante la situación de sequía que se avecina, que no autoricen captaciones de agua potable para estas instalaciones y que clausuren sus extracciones de pozos y ríos.

La Asociación Española para la Defensa de la Naturaleza (Aedenat) ha realizado sus cálculos sobre los 14 campos de golf, todos ellos privados, existentes en estos momentos en la Comunidad. Dos de ellos están en su última fase de construcción (La Dehesa, en Villafranca del Castillo, y el de la Real Sociedad Hípica Española, en San Sebastián de los Reyes).Los ecologistas no entienden cómo se puede alarmar a la población con posibles restricciones del consumo de agua si no llueve en breve plazo cuando no se ha tomado ninguna medida sobre esta voraz fuga que suponen los campos de golf, disfrutados por un grupo muy selecto de deportistas.

La Federación de Golf de Madrid cuenta con 24 instalaciones, 14 campos y 10 canchas. Entre todos los campos se suman 279 hoyos, lo que significa unas 560 hectáreas de verdes calles de rasurado césped. Esta superficie absorbe anualmente para funciones de riego, con los correspondientes porcentajes de corrección, no menos de 14.300.000 metros cúbicos de agua. Todo un embalse.

Los ecologistas entienden que, en comparación con los datos habituales de consumo de agua en Madrid, que como en todas las grandes ciudades son muy superiores a capitales más pequeñas, estos 14 campos se beben al año lo mismo que 125.000 personas. Castellón, Logroño, Albacete, Badajoz o Fuenlabrada (Madrid) contabilizan censos similares.

Dentro del término municipal madrileño la Federación dispone de cuatro campos de golf. Algunos, como Puerta de Hierro o el Club de Campo, están entre los más extensos (36 y 27 hoyos, respectivamente) y exclusivos del país. En otros municipios de la región -los más próximos a la capital- están abiertos otros 10 campos. Ninguna de estas instalaciones es en la actualidad pública.

Más agua que para el Retiro

Un campo reglamentario debe ofrecer a sus usuarios, aunque no obligatoriamente, un mínimo de 18 hoyos. Cada hoyo, y por tanto cada calle, construidas sobre una media de dos hectáreas, necesita al año para su mantenimiento en perfecto estado unos 15.000 metros cúbicos de agua.

El Canal de Isabel II se gasta en regar el parque del Retiro, visitado por miles de personas, lo que necesita un campo de golf de sólo 14 hoyos.

Aedenat efectúa sus estimaciones multiplicando esos 15.000 metros cúbicos de agua por el número de calles (279), por su superficie media en hectáreas (2 por calle) y por un factor de corrección (que se calcula en 1,7 puntos y se incluye para evaluar gastos de agua en riegos de otras áreas de vegetación, como jardines o arbustos).

El Plan General de Ordenación Urbana de Madrid establece un consumo medio por habitante de 320 litros al día, de los que más de 260 son de uso doméstico. En total, 116,8 metros cúbicos por habitante y año. Al relacionar esta cifra con los 14,3 millones de metros cúbicos que gastan los campos de golf madrileños se llega hasta la extrapolación de los 125.000 habitantes.

Aedenat previene sobre males mayores. Esta organización denuncia la intención de numerosos empresarios de construir decenas de campos de golf nuevos, para lo que ya han solicitado licencias a la Comunidad.

Los ecologistas han enviado una carta al Canal de Isabel II y a la Confederación Hidrográfica del Tajo pidiendo que, de momento, no se den más autorizaciones para captar agua potable para regar estos campos. Además reclaman la clausura de las extracciones que realizan algunos de los campos ya abiertos de pozos o de ríos de la Comunidad. Ningún portavoz del Canal o de la Confederación pudo ser localizado ayer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de marzo de 1992

Más información

  • Aedenat pide que se paralicen estos riegos