Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ayuntamientos de la sierra desoyen las recomendaciones del Canal de Isabel II

Los municipios de Navacerrada (1.600 habitantes) y Soto del Real (2.200) han desoído la prohibición del Canal de Isabel II de usar el agua para "el riego de jardines privados o públicos y el lavado de calles", que afecta a 10 municipios de la sierra de Madrid. El alcalde de Navacerrada dijo ayer que estas medidas "no eran necesarias en el pueblo, ya que cuenta con unas reservas propias de unos 10.000 metros cúbicos en el embalse de La Barranca y en la presa del Chiquillo".

A pesar de la prohibición, dada a conocer el pasado viernes por el Canal, algunos alcaldes de la sierra no han tomado ninguna medida para prevenir la sequía y reducir el consumo de agua. Ayer, las seis fuentes públicas que adornan calles y plazas de Navacerrada continuaban vertiendo agua. De ellas emanan diariamente 150 metros cúbicos de agua no recuperable, según reconoce el alcalde de la localidad, el independiente Aurelio Rubio. Estas fuentes, aclara, se abastecen a través de una canalización del manantial conocido como la Fuente del Gargantón.Aunque tampoco ha tomado cartas en el asunto, el alcalde de Soto del Real, Domingo Eladio Navarro (CDS), dice que, en su municipio, "la situación no deja de ser crítica". En este, como en la mayoría de los pueblos afectados, la población se abastece con los recursos de la localidad y tan sólo se utiliza el agua del Canal, que llega desde el embalse de Navacerra, durante los meses de verano, cuando estos pueblos casi cuadruplican su población.

Soto del Real cuenta con la presa de los Palancares, que tiene una capacidad de 800.000 metros cúbicos y que se encuentra en una cuarta parte de sus posibilidades. "Tenemos una reserva de unos 2.000 metros cúbicos, pero de seguir así las cosas, a partir de la próxima semana pondremos en marcha un plan para reducir el consumo", asegura Navarro.

Jardines en peligro

En Los Molinos (2.400 habitantes) y en Manzanares el Real (2.000) se han publicado bandos aconsejando la reducción del consumo de agua. Pero a pesar de ello en estas poblaciones se aprovecha el agua de los ríos Guadarrama y Manzanares, respectivamente, para regar los jardines públicos.El portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento de Los Molinos, Juan Rubio, dice que, desde hace un mes, se están llenando los depósitos municipales con agua de los arroyos y de los manantiales del pueblo. Una de las mayores preocupaciones en este municipio es el mantenimiento de un parque de reciente creación cuya obra, subvencionada por la Comunidad de Madrid, ascendió a 54 millones de pesetas y que se regará con el agua del río.

Uno de los pioneros en poner en marcha las medidas aconsejadas por el Canal ha sido el alcalde de Manzanares el Real, el independiente José Manuel Ruiz González. El pasado miércoles un bando recomendó la limitación del agua "no esencial". Además, asegura que "se ha limitado el riego de los jardines públicos a un día a la semana".

Otros bandos similares se han publicado estos días los restantes municipios: Collado Mediano, Becerril de la Sierra, El Boalo y sus pedanías Cerceda y Matalpino, Cercedilla, Hoyo de Manzanares y Moralzarzal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de marzo de 1992