Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Borrell insiste en que el precio de la vivienda está bajando y debe hacerlo más

"El precio de las viviendas está bajando, pero todavía se nota poco porque sigue caro. Lo previsible es que baje más". Con estas contundentes palabras, José Borrell, ministro de Obras Públicas y Transportes (MOPT), insistió ayer en que los precios de las viviendas van a bajar en los próximos meses."El sector está parado desde hace más de un año por la carestía de los precios. Los compradores no tienen el dinero que se les pide", dijo Borrell. El ministro, que intervino en una jornada sobre política del suelo y vivienda organizada por la universidad Politécnica de Cataluña, señaló que "los precios altos no sirven para nada porque no se vende nada".

El ministro predijo para los próximos meses "una evolución gradual a la baja", pero se mostró dispuesto a evitar el desplome del sector: "Queremos ayudar a vender más, pero únicamente si bajan los precios". Y dio un dato: "Hay 100.000 viviendas sin vender que se han hecho en los últimos tres años".

José Borrell dijo que en algunos países las administraciones han tenido que intervenir actuando de compradoras para mantener los precios de la vivienda. "En España vamos retrasados respecto a otros países, y el parón del mercado inmobiliario ha venido con retraso. Hay que evitar el desplome y nuestra intención es intervenir en el mercado inmobiliario a través del plan de vivienda".

Financiación

El ministro de Obras Públicas insistió en que el plan de la vivienda para el cuatrienio 1992-95 "tiene vocación de incidir sobre el sector". El plan está dotado con 440.000 millones de financiación por parte de las entidades financieras para los próximos cuatro años y podrán beneficiarse de él todos los españoles con ingresos que no superen en cinco veces el salario mínimo interprofesional (algo más de cuatro millones de pesetas netos anuales), lo que según Borrell abarca al 85% de la población.El MOPT firmará en los próximos días el acuerdo oficial de financiación del plan de la vivienda con las cajas de ahorros, que "han pasado de su práctica ausencia anterior a financiar una parte importante del plan", manifestó Borrell. En concreto, Borrell anunció que la Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona (La Caixa) financiará 50.000 millones de pesetas del plan cuatrienal de vivienda.

Borrell dijo que el plan persigue tres objetivos: ordenar la demanda, mejorar la financiación y crear suelo. Y precisó: "No es necesario crear suelo urbanizable porque ya existe. Necesitamos que se transforme el suelo urbanizable en urbano". Al respecto, la directora general de la Vivienda, Cristina Narbona, manifestó que se ha abierto una línea de crédito al 6,25% para financiar la compra y urbanización de suelo. A esta línea privilegiada de crédito pueden acceder operadores privados, ayuntamientos y comunidades autónomas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de marzo de 1992