Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un diputado de la comisión Renfe pide la revisión del testimonio de los Serrano Alberca

Rafael Martínez Campillo, diputado del CDS, pedirá el lunes al presidente de la comisión que investigó el caso Renfe que envíe al juez de Delitos Monetarios, Miguel Moreiras, las declaraciones formuladas ante el Congreso los hermanos Francisco Antonio y José Manuel Serrano Alberca, por entender que pueden existir contradicciones entre aquéllas y lo que, al parecer, manifestaron el lunes pasado ante el juez.Asimismo, el CDS solicitará la comparecencia urgente de la presidenta de Renfe, Mercé Sala, que el viernes aseguró que no tiene "ni idea de quién se ha llevado el dinero" en el caso Renfe.

Martínez Campillo, a la vista de las informaciones publicadas en la prensa sobre la declaración ante el juez de los hermanos Serrano Alberca, que tuvieron un papel preponderante en las operaciones de compra-venta de terrenos para Renfe en la localidad madrileña de San Sebastián de los Reyes, cree encontrar importantes diferencias entre lo que éstos dijeron en ambas ocasiones.

Según las informaciones que trascendieron tras la comparecencia ante el juez, los hermanos Serrano afirmaron que no habían exigido el pago fraccionado en talones al portador, sino que fue un agente inmobiliario, ya fallecido, Félix García Rodrigo, quien tomó la iniciativa de que diversos pagos se hiciesen en talones fraccionados y al portador.

Sin embargo, el representante de Banesto que acudió ante la comisión del Congreso declaró que su banco había fraccionado un talón del Bilbao-Vizcaya por orden de los hermanos Serrano Alberca. Más tarde, Banesto remitió a la comisión una carta firmada por los dos hermanos en la que se ordenaba al banco llevar a cabo el fraccionamiento del talón original.

Los Serrano declararon ante el juez que se decidieron a vender los terrenos a Equidesa, empresa filial de Renfe, ante la posibilidad de que el suelo fuera expropiado y por temor de obtener menos beneficios.

Respecto a las manifestaciones de la presidenta de Renfe, el diputado centrista entiende que estas declaraciones de Mercé Sala constituyen "una auténtica burla para el Congreso".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de marzo de 1992