Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El SUP propone a los policías que "aprovechen los límites" de la ley para usar sus armas contra ETA

La ejecutiva del Sindicato Unificado de Policía (SUP), mayoritario en el cuerpo, ha emitido un durísimo comunicado dirigido a todos los policías en el que les recomienda que "aprovechen los límites de lo preceptuado en materia de legítima defensa a la hora de utilizar las armas, cada vez que se produzca un enfrentamiento con elementos de ETA o se proceda a la identificación o detención de alguno de estos asesinos".Esta central policial sugiere que los funcionarios "procuren, eso sí, que en la línea de tiro no se encuentre ningún niño, aunque sea hijo de un terrorista".

Igualmente, propone el SUP que los agentes "continúen en esta dinámica [de aprovechamiento de los límites legales en el uso de armas] hasta que la cifra de etarras muertos sea de 2.100, interpretando a la inversa Ja escala de valores que las propias alimañas han fijado".

La cifra de 2.100 muertes de etarras marcada como objetivo en este duro comunicado del SUP procede de la multiplicación por 100 de los 21 menores fallecidos en atentados de ETA.

Tal operacion matemática la realiza el SUP tomando como base una reciente carta intervenida al comando Vizcaya, en la que un etarra realiza la siguiente reflexión: "Aquí os mando información de coches de txakurras [perros, término despectivo para referirse a policías y guardias civiles], para hacer algunas ekintzas [atentados]. Cuando podáis les ponéis unas lapas [bomba adosada]. ( ... ) No debemos modificar nuestros procedimientos porque el enemigo utilice cobardemente a sus hijos para protegerse. Además, ya estamos en el 92 y no hay que escatimar medios ni arriesgar innecesariamente la vida de nuestros luchadores, que vale cien veces más que la de un hijo de un txakurra "

Tal afirmación ha llenado de indignación al sindicato policial, que de defender la reinserción de los terroristas e incluso una posible negociación, ha pasado, ante la creciente violencia etarra, a abanderar posiciones de inusitada dureza, hasta el punto de que un dirigente del SUP afirmó que los dirigentes de HB son tan terroristas como los etarras.

"A los ciudadanos de los diferentes pueblos de España les pedimos apoyo y cobertura en esta lucha de todos, evitando el aislamiento que, aunque humanamente comprensible, puede darse en lugares en los que como Vic se ha sufrido directamente lo que desde tiempo atrás venimos afrontando los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad", termina el escrito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de marzo de 1992

Más información

  • El sindicato sugiere seguir esa dinámica "hasta que la cifra de etarras muertos sea de 2.100"