Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'arrepentido' huyó dos veces

Osman Yavuz, que utiliza el nombre falso de Pier Angelo Lavizzari, fue detenido por la Guardia Civil en la tarde del 14 de noviembre de 1989, cuando circulaba en un Citröen BX por la madrileña plaza de Cuzco. En el coche y en la vivienda que compartía con Guven Ozturck, otro de los presuntos miembros de la mafia turca, fueron hallados más de 42 kilos de heroína.En octubre de 1990, el juez Garzón decretó la libertad de Yavuz "por razones de seguridad", ya que fue amenazado en la cárcel por sus compatriotas, después de arrepentirse y empezar a colaborar con la justicia. El turco se trasladó a vivir a Málaga con su mujer, protegido por policías, pero huyó. Fue capturado el 25 de enero del año pasado en Valencia.

MÁS INFORMACIÓN

En febrero de 1991, el arrepentido dijo que tenía una cita en la Gran Vía madrileña. Fue trasladado allí, escoltado por dos policías. De nuevo, aprovechando un descuido, salió corriendo y todavía no ha sido localizado.

Los abogados Fernando Muñoz Perea, Emilio Rodríguez Menéndez y Marcos García Montes coinciden en que todo el proceso contra esta mafia se basa en las declaraciones de Yavuz y que sin su presencia en el juicio resultará muy difícil sostener la acusación.

García Montes afirma que sus clientes -Ekrem Hut, Cejim Binger y Aziz Deliram- son inocentes, y añade: "No es lo mismo el testimonio de una tercera persona que el de un coimputado. Yavuz prestó declaración sólo ante su abogado y ante el juez. Si no está presente en el juicio, sus declaraciones no tendrán valor".

Pero la Fiscalía Antidroga señala que "la declaración del arrepentido no es la única prueba" de la existencia de esta organización.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de marzo de 1992