Suspendido en Italia un programa sobre sexología

La Televisión 1, cadena italiana de Silvio Berlusconi, ha decidido suspender las emisiones de un nuevo programa sexológico ante el amparo prestado por el Defensor del Pueblo a las protestas suscitadas en sectores democristianos por dicho programa. Y su decisión ha resultado polémica.Lecciones de amor, el programa en cuestión, ha sido durante su breve vida un espacio en el que Giuliano Ferrara, un conocido presentador próximo al partido socialista, secundado por su mujer, invitaba a la confesión de problemas sexuales individuales, como la frigidez o las tendencias masoquistas. Un entretenimiento en clave de Hablemos del sexo, con pretensiones más informativas que terapéuticas, y con un contenido final semejante al de los programas que otras televisiones europeas han ofrecido sobre el mismo tema.

Pero una asociación de protección del telespectador promovida por un ex diputado democristiano lo considero "ofensivo" y recurrió al Defensor del Pueblo, en virtud de una ley de los años ochenta que protege al ciudadano frente a las transmisiones obscenas. El defensor acogió la demanda y pidió a la cadena de Berlusconi que retrasara el espacio de las 20.30, hora de máxima audiencia, a las 22.30. Ferrara y la Televisión 1 han respondido, de común acuerdo, con la suspensión del programa.

Como corresponde a la televisión espectáculo, todos los implicados en esta polémica, incluido el ex ministro que promovió la ley que amparaba la protesta, participaron el jueves en un animado programa de debate de la RAI-3, televisión estatal. El Defensor del Pueblo sostuvo que su actuación había sido "suave" y era totalmente ajena a cualquier intento de censura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de febrero de 1992.