Juicio en Cuba contra siete acusados de asesinar a tres policías

Uno de los procesos más esperados de los últimos tiempos en Cuba comienza hoy: el juicio contra siete personas acusadas de asesinar a tiros a tres miembros del Ministerio del Interior. El suceso -ocurrido el pasado 9 de enero, cuando los procesados intentaban robar un barco para huir a EE UU- ha provocado una fuerte reacción de repulsa en la opinión pública cubana y en las autoridades de la isla, por lo que se cree que el juicio se saldará con varias condenas de muerte.En el Tribunal Provincial Popular de La Habana, frente a las fachadas verde y rosa de la esquina colonial de Brasil y Prado, en el corazón de La Habana Vieja, todo está listo para el comienzo del juicio.

Desde ayer, el miembro del Cuerpo de Vigilancia y Protección (CVP) que custodia la puerta principal del tribunal se halla en estado de alerta. Le han advertido que ese día llegarán las armas utilizadas en el asesinato, un fusil Kalashnikov de fabricación soviética y dos pistolas Makarov, que serán usadas como prueba.

También se ha preparado un meticuloso sistema de seguridad para evitar que ocurran hechos similares a los del pasado 11 de enero, cuando una multitud intentó linchar a Eduardo Díaz Betancourt, fusilado el 20 de enero, y a otros dos miembros de un comando anticastrista infiltrado en Cuba, quienes fueron juzgados y condenados a muerte en un juicio celebrado en el mismo lugar.

Mientras el edificio del tribunal permanece cerrado y sólo una de sus salas se ocupa del juicio de los siete implicados en el triple asesinato, probablemente la de los Delitos Contra la Seguridad del Estado, un fuerte cordón policial tratará de impedir las previsibles alteraciones del orden público callejero.

Testimonios

Según la única versión de los hechos, basada en los testimonios de los propios acusados, los siete, entre quienes se encuentra Luis Miguel Almeida Pérez, de 24 años, causaron la muerte de Rafael Guevara Borges, de 30 años; Orosmán Dueñas, de 20 años, y Yuri Gómez Reinoso, de 19 años. El también policía Rolando Pérez Quintosa, de 24 años, fue herido al intentar ayudar a sus compañeros. Sobrevivió a la matanza e identificó a Almeida, lo cual permitió la captura de todos los implicados.El miembro del buró político y secretario de la Juventud Comunista, Roberto Robaina, visitó días después a Almeida en la cárcel, quien reconoció haber disparado contra los cuatro policías él solo. El juicio deberá esclarecer si Almeida dice la verdad.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Un fiscal ha adelantado que "todos los que hayan tocado un arma, están liquidados" y varios dirigentes de la revolución cubana han manifestado que los autores del triple asesinato serán sancionados con "severidad revolucionaria", esto es, con la muerte.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción