Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Tyson me causó un gran dolor", dice la presunta víctima de la violación

Indianápolis

La joven que acusó al boxeador Mike Tyson de violación empleó tres horas en narrar, con todo lujo de detalles, su versión sobre lo ocurrido la noche del 19 de julio en la suite 606 del hotel Canterbury de Indianapolis. La joven, una estudiante de 18 años de Roche Island que participaba en un concurso para elegir a Miss América Negra, testificó que el boxeador la tiró a la cama y la violó, infligiéndola un "penosísimo" dolor. El jueves se celebró la cuarta jornada de un juicio que aún puede durar dos semanas. Tyson, de ser encontrado culpable de todos los cargos, podría sufrir una pena de hasta 63 años de cárcel.

Algunos observadores comentaron que el jurado podría tener problemas para creer cómo la presunta víctima era capaz de demostrar tanta tranquilidad al explicar lo sucedido aquella noche. "Parece ser una persona perfecta, demasiado perfecta quizás", manifestó el ex juez John Tranberg. "Podría resultar contraproducente. Mi impresión es que no hay nadie tan perfecto". Para Tranberg, quien trabajó durante 16 años como juez en la corte que ahora atiende al caso Tyson, era obvio que la supuesta víctima "había sido muy bien preparada para cualquier pregunta que se le pudiera hacer". Cuando entró en la sala -llevaba una blusa blanca y una falda gris azulada-, Tyson, que estaba sentado, la siguió con la mirada. Ella no le miró y cuando se le pidió que le identificara, le señaló con el dedo y bajó la cabeza.De hecho, la presunta víctima ni siquiera pestañeó cuando testificó lo que sucedió durante la pelea: "Me empujó, sacó su pene y me lo metió en mi vagina... sentí como si alguien me estuvierra desgarrando. No se cómo explicarlo, pero duele". La víctima explicó que todavía siguió sintiendo dolor dias después de haberse producido el hecho, pero que decidió no retirarse del concurso de belleza: "Si me hubiera dado por vencida, no estaría aquí ahora".

Tyson insiste en que no violó a la víctima y que ella accedió esa noche a hacer el amor con él. Durante la sesión dedicada a la declaración de la víctima, Tyson se mostró impasible. Solamente cuando ella pasó a relatar los detalles de la presunta violación, el boxeador tomó un bolígrafo y se lo llevó a la boca.

El jurado, formado por ocho hombres y cuatro mujeres, deberá decidir entre dos retratos bien diferentes de la joven. Para el fiscal, ella es una adolescente y una excelente alumna. Para el abogado defensor, es una persona excesivamente madura y calculadora para su. edad, "que vio en Tyson un cheque andante".

El abogado defensor mantiene la teoría, dado que ambos se conocieron un día antes de los hechos, de que en todos cuantos intentos hizo Tyson para tener una cita con la víctima "había explícitas referencias sexuales". "Y ustedes tendrán prueba de ello", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de febrero de 1992

Más información

  • La joven declaró ante el juez durante tres horas