Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Los héroes de Yugoslavia

Llevan mucha razón los señores Jordi Foix y Enric Prat al llamar la atención sobre los olvidados pacifistas que en todas las repúblicas de la antigua Yugoslavia se oponen a la continuidad de esta guerra. Ellos son los verdaderos héroes, pues tanto en su país como en el resto de Europa resulta una tarea bien ingrata no jugar a la guerra a favor de uno u otro bando. Por eso, junto a los conocidos excesos del régimen serbio, no debemos dejar de lado la coerción de la libertad que se vive también en Croacia y Eslovenia. Quizá sea más elegante o disimulada comparada con la brutalidad de sus vecinos y enemigos, pero es real. Un ejemplo: el Gobierno de Tudjman tiene prohibidas las emisiones de la cadena bosnia Yutel de televisión en el territorio de Croacia, ya desde el 16 de mayo, o sea, antes de estallar la guerra. Como se sabe, la cadena Yutel se destacó por sus campañas pacifistas. Sin embargo, y según el ministro croata de Información, Hrvoje Hitrec, la cadena bosnia "sólo causa confusión e inquietud". En Eslovenia, el colectivo feminista, uno de los pocos movimientos de los que el Gobierno no desconfía, es prácticamente el único que ha logrado desarrollar una actividad pacifista continuada. Es de destacar que en dicho Gobierno figuran un antiguo pacifista, Janesz Jansa, reconvertido ahora en ministro de Defensa, e Ígor Bavcar, un ex admirador de las Brigadas Rojas y traductor de los escritos de Toni Negri, que ahora ejerce de ministro del Interior.Aprovecho estas líneas para felicitar efusivamente a Mirjana Tomic, colaboradora de su diario. A pesar de que, como antigua ciudadana yugoslava, la guerra le afecta directamente, no envía panfletos, sino unos excelentes artículos en los que se percibe un gran esfuerzo por ser razonablemente imparcial.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de enero de 1992