LA GUERRA DE LOS BALCANES

Heredero del filonazi Paleviv

Dobroslav Paraga, de 31 aflos, no ha de extrañar el estar en prisión, pues la pasada década fue uno de los presos políticos más conocidos del régimen comunista. Antes de las elecciones libres de 1989 ya empezó a reclamar sin ambages una Croacia independiente "en sus fronteras históricas", que comprenden la mitad del territorio ahora controlado por Serbia, y volvió a dar vida al Partido del Derecho, que fuera ilegalizado en 1926 por el rey Alejandro II, y del que en su día fue miembro Ante Palevic, el presidente ustasha [nacionalista de ideología fascista] del Estado Independiente de Croacia [protegido por la Alemania nazi] creado en la Segunda Guerra Mundial. Paraga nunca ha ocultado sus simpatías hacia las ideas políticas de Palevic y ha sido un engorro para el régimen de Tudjman, que hace todo lo que puede para disociarse de aquel periodo fascista del pasado croata.Paraga era una personalidad relativamente oscura en la escena política croata hasta que formó su propa milicia, las Fuerzas Armadas Croatas (HOS). Antes de la batalla de Vukovar, el papel de las HOS era casi simbólico. Cuando se reconoció constituían un factor crucial en la defensa de la ciudad, la popularidad de Paraga subió como la espuma.

Más información
"Tudjman es un traidor"
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS