Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asesinado a tiros el dueño de un club en San Sebastián

Un comando de ETA, según la policía, asesinó ayer a José Javier Arritegui Aramburu, de 24 años, vecino de Lasarte (Guipúzcoa), en el club Chaplin, una barra americana del barrio Larratxo de San Sebastián. Los autores del atentado, dos jóvenes, según una de las testigos, huyeron del lugar en un vehículo. La policía sospecha que los terroristas pueden ser los dos liberados (a sueldo) de ETA que formaron parte del comando Donosti.

Hace un mes los miembros del citado comando cometieron un atentado de similares características en San Sebastián, asesinando a dos guardias civiles cuando se encontraban cenando en un bar. El atentado se produjo a las diez y media de la noche, cuando en el interior del club Chaplin se encontraban José Javier Arritegui y cuatro mujeres, tres de ellas extranjeras. Dos jóvenes, de edades comprendidas entre los 20 y 25 años, empujaron la puerta de acceso al local y se introdujeron en el mismo efectuando seis disparos contra José Javier Arritegui, actualmente responsable del club. La muerte se produjo de forma instantánea. Los autores de los disparos salieron corriendo del establecimiento, bajaron por unas escaleras hasta el lugar en el que tenían estacionado el automóvil. El vehículo había sido robado a las siete y media de la tarde en Hernani y fue encontrado por la policía a las 23.30 a un kilómetro del lugar del los hechos. Un equipo de desactivación de explosivos se encontraba a la hora de cerrar esta edición examinando el coche.José Javier Arritegui Aramburu regentaba el club Chaplin desde hace 15 días. El anterior propietario, amigo de la víctima, había sido acusado por informadores de la organización etarra de traficar con drogas. El nombre de esa persona figuraba en unos papeles que se incautaron al comando Donosti que la Guardia Civil desarticuló el pasado mes de agosto.

En el club Chaplin tan sólo se encontraba una de las testigos cuando apareció la Guardia Civil. Las otras mujeres abandonaron el local al carecer de documentación para residir en España. Este nuevo atentado supone, según la policía, el retorno a, la capital guipuzcoana de los dos pistoleros de ETA que realizaron varios atentados con disparos en la cabeza y a escasa distancia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de noviembre de 1991

Más información

  • La policía atribuye el atentado a dos pistoleros de ETA