Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policia detiene a 25 izquierdistas

La policía actuó ayer sin contemplaciones, según las órdenes, contra el centenar de jóvenes de izquierda radical que se había concentrado en la plaza de Tirso de Molina para protestar contra el racismo y el fascismo. Era la contramanifestación a los franquistas de la plaza de Oriente. En esta protesta los agentes detuvieron a tres jóvenes y varios resultaron contusionados.También decomisaron una veintena de palos, navajas, dos tirachinas con tuercas, cadenas, un hacha de pequeñas dimensiones y hasta litronas Acabada la concentación, los agentes detuvieron a otros 22 jóvenes en la estación de metro de Embajadores, donde cundió el pánico, y ocupó más objetos contundentes.

La orden de los policías era clara actuar con la energía necesaria para evitar posibles altercados entre manifes tantes rivales.

En la concentración de los alternativos, convocada por colectivos antifascistas y libertarios "en prevención de un ataque fascista", abundaron los cacheos. Resistirse a ser identificado o insultar a los policías suponía el disparo de salida para las cargas policiales. Fueron cuatro, unade ellas debida a que un joven rapado increpó a los reunidos, que intentaron ir a por él.

La concentración comenzó a las once de la mañana. Se desconvocó a las dos de la tarde, después de leer un comunicado en el que se criticaba a diversas instituciones por haber fomentado "la psicosis de tensión" en lugar de haber tomado partido "contra los actos racistas y fascistas".

"¿Hacéis lo mismo con los de la plaza de Oriente?", preguntaban a los policías. Uno de los manifestantes se quejaba: "Las cosas que hemos traído eran para defendemos de los fascistas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de noviembre de 1991