Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Secuestrada en Valencia la hija del presidente de la empresa Galletas Río

Amparo Salvador Camps, de 35 años, hija de Rafael Salvador Moros, presidente del Consejo de Administración de la empresa Río Productos Alimenticios, SA, fue secuestrada en la noche del pasado martes en la urbanización Montecañada, de Paterna, según confirmó ayer la policía. En una comunicación telefónica, una voz anónima solicitó el miércoles a la familia Salvador, que reside en la misma localidad, un rescate de 120 millones de pesetas.

Aunque no descarta ninguna hipótesis, la policía cree que la acción ha sido realizada por una banda de delincuentes comunes. El secuestro se produjo en la noche del pasado martes cuando Amparo Salvador salía de su domicilio a bordo de su automóvil, un Ford con matrícula V-0857-CG, cuyo paradero tampoco se conoce.

La desaparición de Amparo no fue advertida hasta el día siguiente, es decir, el miércoles por la mañana, cuando no acudió, como tenía por costumbre, a la farmacia que una de sus hermanas, Inmaculada, regenta en la localidad de Requena, a unos 60 kilómetros de Valencia. Horas después, una voz anónima contactó con la familia a través del teléfono y pidió un rescate de 120 millones de pesetas. La comunicación telefónica se interrumpió en el momento en que la familia esperaba conocer el lugar y la forma en que debía entregar el dinero,.

Fuentes cercanas a la investigación aseguraron anoche que la familia Salvador estaba negociando con los secuestradores el precio exacto del rescate y las circunstancias de la liberación. Fuentes policiales afirmaron anoche que no se descarta ninguna hipótesis. sobre la autoría del secuestro. Estas fuentes señalaron, no obstante, que es "poco probable" que la acción haya sido efectuada por algún grupo terrorista. Los investigadores consideran "más vérosímil" la intervención de una banda de delincuentes comunes cuyo único objetivo es obtener una fuerte suma de dinero.

Un hombre desconocido

Amparo Salvador, separada desde hace un tiempo, reside en un chalé situado en la calle 619 de la urbanización Montecañada. Un hombre, desconocido Para los vecinos, visitó el chalé en la noche del pasado martes, según el testimonio de un joven de 15 años que vive en la casa de enfrente. El muchacho reparó en el visitante porque, pese a no, ser conocido, salió de la casa con los perros de la víctima, un pastor alemán y un dóbermann.Rafael Salvador habita un amplio chalé situado en el número 4 de la avenida del País Valenciano, también de la lo calidad de Paterna -ciudad industrial de unos 35.000 habitantes cercana a Valencia-donde está ubicada, además, la empresa Río Productos alimenticios, SA. Esta sociedad fue adquirida hace dos años por, la multinacional italiana Barilla y actualmente emplea a 256 trabajadores. Tiene una facturación anual de unos 4.530 millones de pesetas. Rafael Salvador, contactado por este diario en su domicilio particular, no quiso confirmar ni desmentir el secuestro de un miembro de su familia y, visiblemente nervioso, señaló: "No puedo decir nada". En idénticos términos se pronunció Gerardo Salvador, de 77 años, tío de la víctima. Ni en Requena, donde se encuentra la farmacia a la que acudía diariamente Amparo, ni en Paterna, dónde vive su familia, se conocía ayer la noticia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de noviembre de 1991

Más información

  • Los presuntos captores reclaman 120 millones de pesetas