Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las autonomías serán consultadas en Europa tras la creación de un Comité de las Regiones

La Conferencia Intergubernamental para la Unión Política Europea ha asumido, a propuesta de España y Alemania, la creación de un Comité de las Regiones, en el que tendránrepresentación las comunidades autónimas. El objetivo del comité es "mejorar la participación de las comunidades y regiones en el procedimiento de toma de decisiones a nivel comunitario". El comité, de carácter consultivo, tendrá 189 representantes de las entidades regionales. A España le corresponden 21, de los que 17 pertenecerán a las comunidades autónomas, y 4, a las entidades locales.

Hasta la creación del Comité de las Regiones, la participación de las comunidades autónomas y regiones en las instituciones europeas estaba limitada a un órgano dependiente de las Comunidades Europeas: el Consejo Consultivo de Entes Regionales y Locales. Sin embargo, el Comité de las Regiones, una Vez creado, deberá ser consultado por el Consejo y la Comisión europeas en materias como la cohesión económica y social, educación, formación profesional, juventud, salud pública, cultura, protección de los consumidores, turismo y asistencia social.Este comité también podrá emitir su dictamen en los supuestos en los que es preceptiva la consulta al Comité Económico y Social y, en general, podrá hacerlo a iniciativa propia. El dictamen del Comité de las Regiones, junto con el acta de las deliberaciones, se tramitará al Consejo, a la Comisión y al Parlamento Europeo.

El Comité de las Regiones, es una vieja reivindicación del Gobierno vasco y la Generalitat catalana. Los partidos nacionalistas catalanes y vascos han considerado este organismo como el embrión de una futura Europa de los pueblos. Sin embargo, los nacionalistas catalanes pretendían que el organismo estuviera integrado exclusivamente por re presentantes de las regiones y no que fuera, como al final se ha decidido, un órgano mixto con representación regional y local.

Pretensión de CiU

CiU pretendía que la iniciativa al respecto la tomara el propio presidente español y que la actuación se canalizara a través del Gobierno y las Cortes. La voluntad de los nacionalistas catalanes era que el proceso constituyente europeo incorporara el reconocimiento de la "legitimidad regional".

Un portavoz de la Presidencia del Gobierno vasco manifestó ayer a este diario que "aún reconociendo la insuficiencia del paso dado, consideramos de la máxima importancia la institucionalización del hecho regional en la estructuración institucional no europea".

La creación del Comité de Regiones supone la inclusión en el Tratado constitutivo de las Comunidades Europeas de dos nuevos artículos, en los que se regula su organización. Estará al compuesto por 189 miembros, representantes de las entidades regionales y locales, designados, al igual que los suplentes, por el Consejo a propuesta de los estados miembros. Sus miembros no están vinculados por mandato imperativo alguno y ejercerán sus funciones con plena independencia. Su mandato es de cuatro años y renovable.

El presidente del Comité de las Regiones es elegido por sus propios miembros con una duración de dos años. Establece su reglamento interior y lo somete a la aprobación del Consejo. El Comité de las Regiones se convoca por su presidente, por iniciativa propia o a petición del Consejo o de la Comisión Europea. La representación asignada por Estados miembros oscila entre los 24 representantes de Alemania, Italia, Francia y Reino Unido, hasta los 6 de Luxemburgo. A España le corresponden 21 representantes.

Punto de acuerdo

Juan Manuel Eguiagaray, ministro para las Administraciones Públicas, manifestó ayer que "si Alemania y España han presentado una propuesta más avanzada que la que mantienen otros países es porque no hacen más que ajustar su política autonómica interior a Europa" añadió.

El futuro Comité de las Regiones es uno de los escasos puntos de acuerdo entre los Doce sobre la reforma institucional de la CE incluida en el tratado de unión política que los jefes de Estado y de Gobierno deben aprobar el próximo 10 de diciembre en la cumbre de Maastrich (Holanda).

La amplia representación española -le corresponderán 21 de los 189 miembros- fue "una de las preocupaciones básicas españolas", según el secretario de Estado Carlos Westendorp, "para permitir que haya un representante por cada comunidad autónoma y reservar cuatro puestos para ayuntamiento?. Así se eliminan problemas políticos a la hora de decidir quién irá a las reuniones de Bruselas, informa .

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de noviembre de 1991

Más información

  • El Gobierno vasco da "gran importancia" a la propuesta hispano-alemana