Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urralburu pierde la última votación para gobernar Navarra

Gabriel Urralburu no volverá a ser presidente de Navarra. El candidato socialista a la reelección cosechó ayer su cuarta y última derrota en el proceso de investidura, con lo que se da prácticamente por seguro que Juan Cruz Alli, de Unión del Pueblo Navarro (UPN, partido fusionado con el PP), será designado nuevo presidente el próximo 18 de septiembre al ser el más votado en las últimas elecciones. Los socialistas han calificado a Alli de candidato "indigno" porque, según ellos, ha negociado con HB para impedir el triunfo de Urralburu, a la vez que ha expresado su disposición a discutir un nuevo trazado de la autovía Navarra-Guipúzcoa.La ley del Amejoramiento del Fuero establece un plazo máximo de dos meses, que se inició el pasado 18 de julio, en el cual pueden optar a la presidencia sucesivos candidatos propuestos por las fuerzas políticas sin más requisito que las consultas previas que debe mantener el presidente del Parlamento.

Tras su derrota, Urralburu manifestó que el resultado "no es el mejor para el futuro de Navarra". Dos horas después la Comisión Ejecutiva Regional del PSN-PSOE difundió, tras una reunión urgente, un comunicado en el que los socialistas navarros afirman que la actuación de Juan Cruz Allí durante el proceso de investidura de Urralburu "le hace indigno de acceder a la más alta representación de la comunidad foral" e instan a UPN "a que desautorice al señor Alli y, retirándole su confianza, impida su acceso a la presidencia".

El razonamiento socialista es que no negociar con HB era "una exigencia democrática inexcusable", aun a costa de poner "en grave riesgo el éxito de nuestro candidato". Sin embargo, Alli se reunió al menos en dos ocasiones con los dirigentes abertzales "con el fin de conseguir que HB le facilitase el acceso al poder", según los socialistas, oponiéndose a Urralburu y permitiendo así la designación de Alli por el procedimiento último previsto en el Amejoramiento, que otorga la presidencia automáticamente al candidato del partido más votado.

No colaboración

Los socialistas advirtieron que si Alli no es descabezado de la presidencia por su partido, mantendrán "la firme decisión de no colaborar en el futuro con el gobierno que pueda presidir".Juan Cruz Alli, candidato derechista, se convertirá automáticamente en presidente de Navarra el 18 de septiembre si en el mes que falta no hay un nuevo candidato con mayoría. Alli no descartó ayer nuevos intentos del PSOE para ganar la abstención de HB (esa abstención hubiera bastado para Urralburu, pero los abertzales votaron en contra) y dijo que "el tema no estará resuelto hasta el 18 de septiembre". Según sus palabras, el PSOE le ha hecho víctima de una campaña de "manipulación interesada de mis palabras y propuestas para manchar mi trayectoria y ocultar la verdadera estrategia socialista de buscar un acuerdo con HB que les ha sido negado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de agosto de 1991