Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CAOS FERROVIARIO

Tercer verano amenazado por ETA

EL PAÍS, La primera campaña de atentados contra Renfe previos a las vacaciones data de 1989. Estas acciones se iniciaron tras los comunicados de la organización terrorista del 4 y 7 de abril, que anunciaban el final de la tregua autoimpuesta tras la ruptura de las negociaciones con el Gobierno en Argel. Siete explosiones que cortaron la línea férrea Pamplona-Vitoria en abril; hasta junio la Guardia Civil, que tuvo que rastrear más de 1.000 kilómetros de tendido ferroviario, consiguió desactivar varios artefactos. Las líneas amenazadas por ETA sufrieron un descenso en de un 20% de los viajeros.

En 1990, la campaña terrorista de ETA contra las vías de ferrocarril fue una repetición de la del año anterior, pero en este caso se cambiaron las fechas y ETA escogió la segunda quincena de agosto, mes de mayor tráfico de pasajeros. La organización terrorista ETA anunció que entre el 14 y el 27 de ese mes llevaría a cabo una serie de atentados con explosivos en las líneas de Renfe Madrid-Valladolid-León-Oviedo, Madrid-Córdoba-Sevilla y Madrid-Barcelona. Entre las tres líneas amenazadas sumaban 1.855 kilómetros.

En total, ETA ha perpetrado más de 34 atentados contra instalaciones ferroviarias, en los que se registraron cuatro muertos, desde que en 1977 inició sus acciones violentas contra Renfe. En ese año colocó 10 bombas en líneas férreas, sobre todo en Guipúzcoa, mientras que en 1979 se registraron ocho atentados, cuatro en 1988, seis en 1989 y cinco en 1990.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de agosto de 1991