España se contentaría con una mención a la cohesión en el nuevo Tratado comunitario

La petición española de que la cohesión económica y social sea un elemento imprescindible del nuevo Tratado comunitario (que se firmará en diciembre) podría solventarse si los Doce aceptan una simple mención a esta exigencia y trasladan la discusión a la reforma de los fondos comunitarios que se realizará en 1992. Esta muestra de flexibilidad fue ayer expresada en Santander por el ministro de Asuntos Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez, que clausuró el seminario dirigido por Enrique Fuentes Quintana. El ministro añadió que el debate para la reforma de los fondos del próximo año deberá incluir una ampliación de los Objetivos 1 y 2 -es decir, de la denominación de las regiones que necesitan un apoyo especial-, la creación de un fondo especial para el medio ambiente -que beneficiaría a España para cumplir las exigencias ecológicas de la CE- y la reforma de la política agrícola común -que ahora beneficia principalmente a los países del Norte-El titular de Asuntos Exteriores también lamentó el fracaso de las negociaciones para el pacto de competitividad. "Habrá que competir con pacto o sin pacto", sentenció. El problema, a su juicio, es que "sólo si nos ayudamos a nosotros mismos podremos salir adelante".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 26 de julio de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50