Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bombas incendiarias contra dos autobuses españoles en Roma

Dos bombas incendiarias fueron lanzadas en la madrugada de ayer, sábado, en Roma contra sendos autobuses españoles de turistas procedentes de Madrid, si bien no produjeron víctimas. Una de las bombas estalló y causó graves daños en un vehículo de la empresa Juliá que se encontraba aparcado, sin ocupantes, en la calle de San Gregorio.

El segundo artefacto quedó alojado debajo de otro autobús, aparcado a unos 50 metros del primero. El explosivo fue desactivado por los artificieros de la policía italiana, que señalaron que el artefacto no explotó por un fallo en el temporizador. Ambas bombas estaban compuestas por un bidón con cinco litros de gasolina unido a una pila y un temporizador. Los autobuses, en los que habían viajado 140 turistas, habían llegado en la mañana del viernes a Roma.

La policía antiterrorista italiana orienta sus investigaciones hacia ETA, que en las últimas semanas ha atentado contra intereses españoles en Roma y otras ciudades italianas.

Por otra parte, ETA ha enviado una carta a las agencias de viaje radicadas en el sur de Francia en la que les "advierte" de los riesgos de veranear en España. La nota añade que los intereses turísticos y económicos franceses "vienen siendo objetivo militar en el contexto de la lucha contra el Estado español".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de julio de 1991