Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mueren dos artificieros al estallar una bomba en una empresa de Madrid

Dos miembros del Cuerpo Nacional de Policía, Andrés Muñoz Pérez y Valentín Martín Sánchez, ambos artificieros, resultaron muertos ayer en Madrid cuando trataban de desactivar un paquete bomba localizado en un almacén de la empresa Servitrans, en el número 6 de la calle de San Toribio, en el barrio de Vallecas. Cuatro policías y otros dos ciudadanos sufrieron heridas. El artefacto procedía de la sucursal de Toledo, donde había sido entregado el martes, e iba destinado al presidente de la sociedad Construcciones Atocha, relacionadacon la autovía de Leizarán, objetivo de numerosos atentados de la banda terrorista ETA.Servitrans había intentado entregar el paquete durante toda la mañana de ayer, pero no pudo llevar a cabo su misión, debido a que Construcciones Atocha, que ha presentado recientemente suspensión de pagos, cambió de sede en diciembre.

La explosión se produjo cuando los artificieros acababan de introducir el paquete en la furgoneta que habitualmente utilizan para examinar los objetos sospechosos. Página 19

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de junio de 1991