Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hável y Mitterrand debatirán en Praga la gran Europa confederal

A partir de mañana, y durante tres días, el castillo de Praga se convertirá en el corazón espiritual de Europa. Invitados por Václav Hável y François Mitterrand, unas 150 personalidades de la vida política, económica y cultural del Viejo Continente debatirán acerca de la idea de la confederación europea apadrinada por los presidentes checo y francés. El objetivo de los encuentros de Praga es lanzar un poderoso movimiento de opinión a favor de una gran Europa confederal.

La lista de personalidades que han aceptado la invitación de Flável y Mitterrand es tan impresionante como heterogénea. Entre otros, en Praga reflexionarán juntos el industrial italiano Gianni Agnelli y la ex primera ministra lituana Kazimiera Pruriskiene, el escritor albanés Ismael Kadare y el hombre de negocios británico Robert Maxwell, la actriz griega Melina Mercuri y el cardenal austríaco Franz Koenig, el periodista italiano Eugenio Scalfari y el cineasta polaco Andrzei Wajda, la eurodiputada francesa Simone Veil y el estratega soviético Alexandr lakovlev, el ex primer ministro polaco Tadeusz Mazomilecki y la ex directora de RTVE Pilar Miró.A excepción de Hável y Mitterrand, que intervendrán en las sesiones de apertura y clausura, ninguno de los participantes en los encuentros ejerce en la actualidad tareas gubernamentales. Conscientes de que la idea de una Europa confederal desde el Atlántico a los Urales no está aún lo suficientemente madura como para empezar a concretarla con conferencias intergubernamentales, los presidentes checo y francés pretenden comenzar el camino con un acto simbólico de gran contenido intelectual.

No cabe esperar de los encuentros de Praga la creación de nuevas estructuras burocráticas europeas que compitan con las ya existentes. "Se trata únicamente de levantar el acta de nacimiento de un movimiento de opinión en favor de la gran Europa", afirma Jean Musitelli, el diplomático del Quai d'Orsay responsable de la aportación francesa a los encuentros.

Mitterrand cree que la Europa occidental no ha materializado todavía la simpatía que expresó en 1989 por las revoluciones que sacaron del sistema comunista a los países de la Europa central y oriental. El presidente francés acaba de afirmar que "la demanda de solidaridad y de regreso a Europa de los antiguos países comunistas sigue insatisfecha.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de junio de 1991