Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La coalición de PP y UM se hace con la mayoría

El Partido Popular (PP), que se presenta en estas elecciones coligado con su tradicional socio de gobierno, Unión Mallorquina (UM), alcanza por primera vez la mayoría absoluta en el Parlamento balear. Tras dos legislaturas de gestión en minería, por un solo voto, se convierte en el grupo hegemónico, resultado redondeado con la conquista del Ayuntamiento de Palma de Mallorca, que ha tenido alcalde socialista en los 12 últimos años.La caída del voto del CDS, que pierde su representación insular en Menorca e Ibiza y su hasta, ahora decisiva presencia en el Ayuntamiento de Palma de Mallorca, no se corresponde con un alza de los nacionialistas del Partit Socialista de Mallorca (PSM) ni tampoco con el crecimiento de dos formaciones centristas. El PP pierde, no obstante, la presidencia del Consell Insular de Mallorca si el PSOE logra el apoyo del PSM y el CDS.

En Menorca los populares son el partido más votado, pero el control de la institución insular continúa en manos de los sociaistas, con el apoyo de la Entesa de l'Esquerra de Menorca (EEM), versión insular de Izquierda Unida (IU).

La agrupación nucleada en torno a IU crece en intención de voto pero no consigue obtener representación ni en Mallorca ni en Ibiza. Por el contrario, sí consigue concejales en el Ayuntamiento de Palma, tras ocho años de ausencia. Ibiza sigue controlada por el partido conservador mientras que Formentera tiene como representante, de nuevo, a un diputado socialista.

Los resultados globales en los municipios baleares consolidan el bipartidismo, con leve alza socialista frente a la mayoría tradicional en medios rurales del PP y el CDS que se queda en un suspiro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de mayo de 1991

Más información

  • Baleares