Iberduero e Hidrola estiman en 70.000 millones de pesetas las exenciones fiscales por su fusión

La fusión entre las compañías eléctricas Iberduero e Hidrola aflorará unas plusvalías de 180.000 a 200.000 millones de pesetas, según las estimaciones iniciales de HI Holding, sociedad gestora que se encargará de definir el modelo de fusión. Los responsables de la nueva sociedad no quisieron adelantar si la integración va a contemplar la separación de activos de generación y distribución como exige el Ministerio de Industria para respaldar la fusión y conceder exenciones fiscales, que, según las estimaciones, se situarían en torno a los 70.000 millones.

HI Holding quedó constituida ayer tras la celebración de un consejo de administración con junto de las dos compañías eléctricas. Se encargará de manera inmediata de "la integración total de las dos compañías de acuerdo con los criterios; de la CE". Posteriormente, dará paso a la desaparición de las actuales Hidrola e Iberduero y la creación de una tercera compañía "o por las que sean necesarias para lograr una estructura de holding", según el protocolo de fusión que los principales responsables de HI Holding -Manuel Gómez de Pablos, presidente de honor, Íñigo Oriol, presidente, y José Antonio Garrido, consejero delegado- presentaron ayer. El domicilio social del holding estará en Madrid y el de la sociedad eléctrica futura en Bilbao.Ninguno de los responsables quiso, sin embargo, detallar si el significado de esa "integración total" es que optan por el modelo vertical existente actualmente (una misma empresa tiene integradas las actividades de producción y las de distribución) o por el horizontal que propugna Industria (separación de ambas actividades) y se limitaron a decir que HI Holding estudiará el asunto.

Separación de activos

No hay que olvidar, no obstante, que Iberduero e Hidrola presentaron un documento conjunto -al que luego se unieron otras compañías privadas-, en el que se oponían frontalmente al modelo pro puesto por Industria. Sus res ponsables, a pesar de todo, mostraron ayer "un espíritu colaborador con la intención de cumplir las directrices del Ministerio de Industria", en palabras de Oriol, que subrayó que "en todo caso se tratará de que haya una unidad de mando [el holding] aunque haya segregación de los distintos negocios". No obstante, HI tratará de hacer valer sus postulados frente a las condiciones puestas por Industria para apoyar la fusión, entre ellas la separación de activos y el intercambio de activos entre empresas. Entre sus armas figura la petición del cambio de la actividad de Endesa, de la que consideran goza de privilegios adquiridos. El nuevo presidente de HI Holding manifestó que "si se habla de conseguir un mix [coste medio] similar en las futuras empresas hay que hablar también de hacer equilibrios donde existen desequilibrios".

Tampoco quisieron pronunciarse sobre la decisión de mantener el parón nuclear, que afecta a las centrales que tienen en moratoria (Lemóniz que es 100% de Iberduero, y Valdecaballeros, 50% de Hidrola). Garrido valoró en medio billón de pesetas esos activos.

La fusión de las dos eléctricas supone una facturación agregada de 686.930 millones de pesetas y unos beneficios brutos de 74.000 millones. Esta facturación representa el 5,7% del Producto Interior, Bruto (PIB.) industrial y el 1,5% del PIB. Los fondos propios son de 1,1 billones y la deuda supera 1,5 billones (930.000 millones de Hidrola.).

La potencia instalada es de 16.700 megavatios, de los que Hidrola aporta 19.400 megavatios e Iberduero 7.300, representando el 43% del total español. Su presencia hidráulica -el 60%- hace que se considere necesaria la cesión de activos de este tipo a. cambio de térmicos, que recibirían del grupo Endesa. Queda por definir el futuro de Unión Fenosa, Hidrocantábrico y Sevillana, así como del mercado catalán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 07 de mayo de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50