Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno mantendrá inactivas hasta el año 2000 las cinco nucleares en construcción

Hasta después del año 2000 no se pondrán en marcha nuevas instalaciones nucleares en España. Los cinco grupos cuya construcción se interrumpió por el actual Plan Energético (dos en Valdecaballeros, uno en Trillo y dos en Lemóniz) continuarán paralizados durante la presente década. La decisión fue anunciada ayer por el ministro de Industria, Claudio Aranzadi, tras asegurarse una nueva fuente de aprovisionamiento de gas de Argelia, que llegará a España en 1995 a través de un gasoducto. Por otra parte, los consejos de administración de Iberduero e Hidrola acordaron ayer su fusión, lo que supondrá un cambio drástico en el sector eléctrico.

La decisión de mantener la moratoria nuclear ya estaba prevista desde hace meses, pero su formalización ha tenido que esperar el acuerdo sobre el gas que firmaron ayer Claudio Aranzadi y sus homólogos argelino, Sadek Bousena, y marroquí, Alaoul Mdaghuri. A pesar del acuerdo, el ministro advirtió que España debe estar preparada para contar en el futuro con reactores de seguridad pasiva, con lo que no se cierra la puerta a que en próximos planes, ya remontado el siglo XXI, pueda incorporarse nueva energía nuclear."La opción gasística implica que en el nuevo PEN no habrá ampliación de la. capacidad de la energía nuclear por razones de coste, de diversificación y de defensa del medio ambiente", dijo Claudio Aranzadi.

El acuerdo del gas pretende abaratar, diversificar y racionalizar las fuentes de aprovisionamiento energético en España. Actualmente, el gas sólo representa el 5% de la producción energética española, mientras que en Europa esta fuente de energía supone cerca del 19%. También se espera reducir el esfuerzo inversor, que en el caso del gas es mucho menor y más gradual que en cualquier otra fuente energética.

El mantenimiento de la moratoria nuclear ha provocado una larga batalla política. Primero entre las compañías eléctricas y e¡ Gobierno; luego, entre el propio Gobierno y el PSOE.

Durante los últimos meses, los responsables de la política económica del Gobierno se han mostrado proclives a revisar la cuestión en función de las necesidades estrictamente energéticas, mientras que el PSOE ha defendido a ultranza la moratoria.

Por otra parte, la fusión de Iberduero e Hidrola se canalizará por una sociedad de gestión denominada HI Holding y que será presidida por Íñigo de Oriol. El acuerdo fue adoptado ayer por los consejos de ambas compañías, tras un largo proceso de negociaciones en el que ha jugado un papel decisivo los principales accionistas, BBV y Banesto.

El acuerdo, alcanzado entre el lunes y martes, fue comunicado al secretario general de la. Energía, Ramón Pérez Simarro, ayer por la mañana y consiste en la creación inmediata de una sociedad de gestión -HI Holding- que se encargará de "diseñar los aspectos estratégicos, jurídicos y fiscales para una integración plena", según un comunicado conjunto de las dos compañías.

Página 39

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de mayo de 1991

Más información

  • Los consejos de Iberduero e Hidrola acuerdan su fusión