Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Benegas rechaza tres veces la oferta de González para ministro de Administraciones Públicas

El presidente del Gobierno, Felipe González, cerró a última hora de la tarde de ayer la lista de su nuevo Gabinete, al que se incorporan seis nuevos ministros y en el que permanecen 11 del anterior Ejecutivo. Los nuevos ministros son: José Borrell, ministro de Infraestructuras; Julián García Valverde, ministro de Sanidad; Pedro Solbes, ministro de Agricultura; Juan Manuel Eguiagaray, ministro para las Administraciones Públicas, y Tomás de la Quadra-Salcedo, ministro de Justicia. Sólo permanecían dudas sobre la incorporación de José María Maravall al Ministerio de Cultura.

José María Maravall declinó, en una conversación mantenida ayer con Felipe González, el ofrecimiento de reincorporarse al Gobierno como ministro de Cultura. González le invitó a meditar esta negativa y a mantener hoy una nueva conversación. No obstante, Maravall comentó a personas de su confianza que prefiere mantener su labor como catedrático de Universidad y apoyar sin reservas al presidente del Gobierno desde fuera del Gabinete".El ex ministro de Educación y actual miembro de la ejecutiva federal del PSOE se ha declarado insistentemente defensor de la tesis de que "no hay que convertirse en profesionales del poder", y, con consecuencia, prefiere desarrollar una actividad política desde fuera del Gobierno, compatible con su vida académica, según informa Juan G. Ibáñez.

Tanto José María Maravall como Tomás de la Quadra-Salcedo fueron ya ministros en el primer Gobierno de Felipe González, al frente de las carteras de Educación y Administración Territorial, respectivamente. De la Cuadra-Salcedo presidía actualmente el Consejo de Estado, cargo que deseaba abandonar, según comentó a sus colaboradores.

El nuevo vicepresidente será el anterior ministro de Defensa, Narcís Serra, que ha sido sustituido en su cartera por el hasta ahora titular de Sanidad, Julián García Vargas. Permanecen en sus puestos Francisco Fernández Ordóñez, al frente de Exteriores; José Luis Corcuera, en Interior; Carlos Solchaga, en Economía y Hacienda; Javier Solana, en Educación y Ciencia; Virgilio Zapatero, en Relaciones con las Cortes; Luis Martínez Noval, en Trabajo y Seguridad Social; Matilde Fernández, en Asuntos Sociales; Rosa Conde, como Portavoz del Gobierno, y Claudio Aranzadi, que a su departamento de Industria incorpora las nuevas tareas de Comercio y Turismo, que se desgajan de las carteras de Economía y Transportes, respectivamente. Esto supone el mantenimiento de dos tercios del actual Gabinete, pese a que Felipe González había anunciado el viernes a sus ministros una amplia remodelación.

Tres días

El presidente del Gobierno ha comunicado, durante los tres últimos días, el cese en sus cargos a Enrique Múgica, ministro de Justicia; Javier Sáenz Cosculluela, ministro de Obras Públicas; Jorge Semprún, titular de Cultura; Carlos Romero, ministro de Agricultura; José Barrionuevo, ministro de Transportes y Comunicaciones, y Joaquín Almunia,, ministro para las Administraciones Públicas. Los tres últimos permanecían en el Gobierno desde 1982. En el nuevo Gabinete continúan sólo tres ministros de forma ininterrumpida desde el primer Gobierno socialista: el vicepresidente, Narcís Serra; el de Economía y Hacienda, Carlos Solchaga, y el de Educación, Javíer Solana.La composición definitiva, del Gobierno, que se cerrará oficialmente hoy, ha estado sometida a dudas hasta última hora en el área social y en Administraciones Públicas. El secretario de organización del PSOE, Txiki Benegas, rehusó por tres veces en los tres últimos días la oferta. del jefe del Gobierno, Felipe González, para integrarse en el Gabinete como ministro para las Administraciones Públicas, con el argumento de que es más necesario en el partido.

El presidente del Gobierno realizó ayer un tercer y último intento para introducir en el Gabinete al secretario de organización del PSOE, Txiki Benegas, como ministro de Administraciones Públicas. El asunte se zanjó finalmente con la incorporación como titular de Administraciones Públicas del delegado del Gobierno en el País Vasco y miembro de la ejecutiva federal del PSOE, Juan Manuel Eguiagaray. Según algunas versiones, el motivo del rechazo de Benegas ha estado motivado por discrepancias con el reparto de poder.

No obstante, el secretario de organización del PSOE negó esta versión con el propósito de que no se conociera que había recibido estas ofertas del presidente y, sobre todo, que las había rechazado. "El presidente no ha hecho ninguna oferta a Txiki Benegas porque de antemano sabía su interés por permanecer en el partido", señaló un portavoz oficial del PSOE.

El pulso de Solchaga

En otro terreno, el pulso lanzado por el ministro de Economía, Carlos Solchaga, para controlar los ministerios sociales ha sido al menos parcialmente neutralizado por el jefe del Gobierno al continuar en sus puestos el titular de Trabajo, Luis Martínez Noval, y la de Asuntos Sociales, Matilde Fernández.Después de algunas dudas, Felipe González decidió mantener la reestructuración departamental prevista inicialmente con la fusión del departamento de Transportes y Comunicaciones con el de Obras Públicas, en un nuevo Ministerio de Infraestructuras, cuyo titular será José Borrell. La proximidad de 1992 y el escaso periodo, por tanto, de adaptación para la fusión de dos departamentos tan complejos estaban en la base de las dudas del jefe del Gobierno. Estas dudas se solventaron en la tarde de ayer.

Sin embargo, el previsto desgajamiento de la cartera de la Seguridad Social del Ministerio de Trabajo y la creación de un nuevo departamento incorporando la cartera de Asuntos Sociales ha quedado en entredicho.

Cuota femenina

Esta reconsideración aparece vinculada a que el jefe del Gobierno no ha encontrado un sustituto femenino para Matilde Fernández, que continuará definitivamente en supuesto. Como posibles sustitutas de Fernández se habían barajado los nombres de cargos públicos de las comunidades autónomas, como Paz Felgueroso, Carmeli Hermosín, Mercé Sala y Elena Vázquez. Felipe González ha querido mantener la cuota femenina a toda costa.El jefe del Ejecutivo recibió ayer en el palacio de la Moncloa, aparte del ya citado José María Maravall, a Enrique Múgica, titular de Justicia, y a Virgilio Zapatero, ministro de Relaciones con las Cortes. Al primero le anunció, en una breve entrevista, su salida del Gobierno -definitivamente no irá a Cultura, tesis que se manejó durante los últimos días-, y al segundo lo confirmó en su actual cartera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de marzo de 1991

Más información

  • El presidente cierra el nuevo Gobierno a expensas de que Maravall acepte la cartera de Cultura