Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Periódicos 'amarillos'

La guerra de los medios de comunicación en Yugoslavia, sobre todo la prensa y la televisión, no afecta a la venta de los periódicos y a la audiencia de la televisión. La tirada de los periódicos parece estar en función directa de la cantidad de amarillismo político barato publicado. De ahí que Borba, diario panyugoslavo publicado en Belgrado y financiado por el Gobierno federal, no logra aumentar sus ventas que apenas alcanzan unos 80.000 ejemplares en un país de 23 millones de habitantes, a pesar de la información relativamente objetiva. Más aún, los periodistas pagan su objetividad con unos sueldos míseros, ya que sólo el servilismo político en la información resulta generosamente compensado.El semanal privado Vreme, publicado también en Belgrado y que se perfila como el mejor testimonio político del país balcánico, no logra superar los 30.000 lectores. La objetividad, o más bien la visión panyugoslava de los problemas del país balcánico, no parece tener éxito en el mercado, ya que cada uno cree sólo a los suyos.

MÁS INFORMACIÓN

Las radios independientes y las publicaciones especializadas, también independientes, alcanzan círculos de lectores o escuchas tan limitados que éstos, a pesar de su existencia, no tienen ninguna incidencia en la vida política y en la creación de la opinión pública. Sólo los valores y las informaciones del mundo occidental no se cuestionan, y de ahí que todos los medios transmitan asiduamente la cobertura internacional de los acontecimientos yugoslavos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de marzo de 1991